Al Horno

Pastel de zanahoria sin gluten con quinoa y almendras ¡Vas a devorarlo todo!

Con zanahorias siempre se ha hecho una rica torta con un dulzor especial y de miga compacta. Lo mejor de este postre es que con los años ha ido evolucionando y se le han hecho cambios que le han agregado ricos sabores. Prueba este, ¡no te vas a arrepentir!  

Con zanahorias siempre se ha hecho una rica torta con un dulzor especial y de miga compacta. Lo mejor de este postre es que con los años ha ido evolucionando y se le han hecho cambios que le han agregado ricos sabores. Prueba este, ¡no te vas a arrepentir!  

En esta receta fácil y rápida, la zanahoria rallada se combina con harinas de quinoa (quinua) y almendras para darle un sabor y una potencia nutricional increíbles a la clásica torta de zanahorias. ¡Este es el postre saludable que estabas esperando!

Se hornea durante 40 minutos

Con la quinoa (quinua) se consigue un aporte de proteínas, aminoácidos que ayudan en el desarrollo cerebral y también tiene un gran contenido de omega 6. Mientras que las almendras son ricas en grasas saludables, vitamina E y antioxidantes.

Falta decir que la zanahoria vigoriza la mente, contiene betacarotenos (que el organismo convierte en vitamina A) y tiene propiedades anticancerígenas.

¡Es una receta fácil y rápida!

Vas a necesitar:
150 g de harina de quinoa (quinua)
150 g de almendras molidas
2 cucharaditas de polvo de hornear apto para celíacos
½ cucharadita de sal
2 cucharaditas de canela
1 cucharadita de jengibre en polvo
3 huevos
60 ml de aceite de girasol
60 ml de jarabe de ágave, dátil o miel
140 g de yogurt de sabor natural
100 g de zanahoria rallada
 Azúcar glass o coco rallado

¿Cómo se prepara?
Mezcla los ingredientes secos: las harinas de quinoa y almendras (o almendras molidas), la canela, el jengibre y el polvo de hornear.

Aparte, bate los huevos, el jarabe, el yogurt y el aceite. Agrega los ingredientes secos tamizados sobre esta mezcla y añade la zanahoria rallada. Integra todos los ingredientes.

Vierte en un molde engrasado y cubierto con papel vegetal. Lleva a un horno precalentado a 175º C (340º F) por 40 minutos.

El dato: el polvo de hornear, apto para celíacos, se hace con 50 g de bicarbonato de sodio, 25 g de almidón de maíz y 50 g de cremor tártaro. Mezclar bien todo y luego guardar en un frasco bien cerrado, en un lugar seco.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias