Al Horno

Milhojas de bizcocho y nata, un sabor que despierta tus sentidos

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

Se cree que esta preparación se remonta a prácticamente el surgimiento de la harina de trigo, a la cual se le agregaron manteca (algún tipo), leudante, azúcar y frutas y por lo general envuelta en una capa dulce. Sin embargo, en el mundo de la cocina sus variantes y evolución han sido múltiples sobre la base antes mencionada y que obedece a la culinaria universal; es español comenzó con el nombre pastel cuya raíz en proviene de francés antiguo “pastel”, para definir a las preparaciones saladas con masa, pero en la medida que evolución la pastelería se extendió a la elaboración de tartas o tortas, en la más dulce de todas las industrias. Hoy haremos un rico bizcocho con de milhojas y nata, unos sabores refrescantes.

Milhojas, una delicia

Ingredientes:

Preparación:

Paso 1

Para hacer el bizcocho, casca los huevos en un cuenco, incorpora la yema, los 2 tipos de azúcar y batecon unas varillas eléctricas hasta doblar el volumen. Añade a la mezcla la harina y la levadura tamizadas, y remueve con una espátula de arriba abajo, hasta que se incorporen.

Paso 2

Vierte la preparación sobre una placa de horno cubierta con papel sulfurizado y extiéndela bien, con un cuchillo o una espátula, para que quede lisa. Cuece la preparación en el horno, precalentado a 200°, durante 12-14 minutos, hasta que el bizcocho empiece a tener un color dorado.

Paso 3

Retira del horno, extiende otra hoja de papel sobre la superficie de trabajo y da la vuelta a la placa, dejando caer la lámina de bizcocho realizada. Retira el papel de encima y corta rectángulos de 18 x 10 cm.

Paso 4

Realiza el almíbar cociendo en un cazo el azúcar con el agua hasta que se disuelva, agrega el ron y deja enfriar. Y para el relleno, bate la nata muy fría con la cucharada de azúcar con ayuda de unas varillas eléctricas. E introdúcela en una manga pastelera provista de boquilla rizada.

Paso 5

Pinta los bizcochos con el almíbar. Coloca un rectángulo de bizcocho como base, cubre con rosetones de nata, coloca otra placa de bizcocho encima y cubre con nata. Termina con otra placa de bizcocho y decora con 3 0 4 rosetones de nata, bolas de chocolate, chocolate rallado y el cacao espolvoreado.

 
 
 

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Más Noticias

Más Noticias