Al Horno

¡Listas en 25 minutos! Clásicas galletas crocantes con trozos de chocolate y caramelos

Estas galletas son la pareja perfecta para acompañar un vaso de leche, o una taza de café o té. Son la mejor excusa para usar el horno y contar con una maravillosa merienda, o atender a los amigos o llevar como obsequio a unos vecinos. En fin, cualquier pretexto es bueno para hornear galletas  

Estas galletas son la pareja perfecta para acompañar un vaso de leche, o una taza de café o té. Son la mejor excusa para usar el horno y contar con una maravillosa merienda, o atender a los amigos o llevar como obsequio a unos vecinos. En fin, cualquier pretexto es bueno para hornear galletas  

Esta es una receta fácil y rápida. Es tan práctica que te permite cocinar en un santiamén unas deliciosas golosinas que las puedes hacer sin trozos de chocolate o puedes colocar unas pastillas M&M ¡hazlas a tu medida!

(Foto de portada: Photo by Sara Cervera on Unsplash)

Quedan crujientes / Photo by Sara Cervera on Unsplash

Las galletas las puedes hacer en apenas 10 minutos y hornearlas en 15. Y la masa, la puedes refrigerar y usar cuando la necesites.

Para estas deliciosas galletas vas a necesitar:
350 g de harina
150 g de chispas de chocolate (previamente refrigeradas)
200 g de mantequilla
100 g de azúcar blanco
100 g de azúcar moreno
1 cucharada de vainilla 
2 huevos
1 pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear
Caramelos M&M 

¿Cómo se preparan?
Enciende el horno a 190º C (380º F). Unta mantequilla en una bandeja y espolvoréale harina. Si tienes papel para hornear, será mucho mejor para usar sobre la bandeja.

1. En un recipiente tamiza la harina, el polvo de hornear y la sal. Mezcla. Mantén aparte. 
Bate la mantequilla y el azúcar (blanco y moreno) hasta que se conviertan en una crema. Luego agrega la vainilla y los huevos. Bate enérgicamente (o mejor aún, con batidora eléctrica) hasta que todo se integre perfectamente. Agrega la mezcla de harina, polvo de hornear y sal.

2. Cuando tengas una masa homogénea, esparce las chispas de chocolate congeladas. La masa debe quedar compacta, pero manejable para que puedas armar bolitas con las manos. Humedece tus manos, haz las bolitas y colócalas en la bandeja de hornear. Deja espacio entre las bolitas porque las galletas se aplastan y crecen. Si vas a usar caramelos M&M, colócalos encima de cada bolita.

Debes hornear durante 15 minutos (o hasta que se doren) . No te sorprendas si ves que quedan muy blandas porque al enfriarse se endurecen y se ponen crujientes.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias