Al Horno

La más suave de todas las tartas: receta sencilla de Red Velvet (Solo 2 pasos)

Su suavidad es tan insuperable que tuvieron que nombrarla de tal manera, recordando la textura de un terciopelo con un llamativo color rojo que se combina con la cremosidad del queso crema ¡Más que una deliciosa!

Su suavidad es tan insuperable que tuvieron que nombrarla de tal manera, recordando la textura de un terciopelo con un llamativo color rojo que se combina con la cremosidad del queso crema ¡Más que una deliciosa!

Una tarta con mucha historia y sin un claro origen, que ha logrado convertirse en la preferida de muchos en el mundo, su sabor acompañado de su cremosidad y llamativo color la posicionan como una tarta sin igual.

Así que busca toda y a enamorarse con esta receta tan fácil que no te lo podrás creer.

Red Velvet

Ingredientes:

Para el bizcocho

Para la cobertura de crema de queso

Preparación:

Para el bizcocho

En un bol grande bate todos los ingredientes del bizcocho con ayuda de una batidora eléctrica, 30 segundos a velocidad baja y 2 minutos más a velocidad alta, reparte la mezcla en dos moldes de 23 centímetros engrasados y enharinados, cocina en el horno precalentado durante 35 minutos o hasta que al insertar un palillo salga limpio, retira del horno y deja enfriar.

Para la cobertura de crema de queso

En un bol grande bate la mantequilla con el queso crema a velocidad media hasta que esté cremosa, añade la vainilla, el azúcar glass hasta obtener una consistencia para untar, cubre la superficie de uno de los bizcochos con la crema, coloca la otra encima y cubre con el resto de crema.

Si deseas puedes cubrir el bizcocho completamente con la cobertura y dejarla reposar por unas horas en la nevera para que compacte y así tener un sabor más intenso a queso crema que de seguro te encantará y ¡Buen Provecho!

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias