Al Horno

Este simple pan italiano de 3 ingredientes hará más ricos tus desayunos

Lo llamaban el “alimento más humilde”, pero hoy no falta en los hogares italianos de todas las clases sociales, e incluso lo consigues en los kioscos de comida ambulante. ¿Por qué? Porque tiene un exterior crujiente y un corazón suave y tierno  

Lo llamaban el “alimento más humilde”, pero hoy no falta en los hogares italianos de todas las clases sociales, e incluso lo consigues en los kioscos de comida ambulante. ¿Por qué? Porque tiene un exterior crujiente y un corazón suave y tierno  

La piadina es un tipo de pan italiano, que se hace en un 2 X 3, sin levaduras, sin mucho amasar. Es perfecto para los que quieren “comida rápida” pero nutritiva y con sello casero. Aquí te traemos una receta que te hará más ricos y fáciles los desayunos porque las haces y les colocas por encima mermelada, quesos, jamón, queso crema, huevos escalfados o salmón ahumado.

La puedes rellenar con lo que quieras, tiras de pollo o berenjenas a la parrilla

Para hacer 6 piadine (plural de piadina) vas a necesitar:

500 g de harina de trigo todo uso
80 g de aceite de oliva 
1 ½ cucharadita (7g) de bicarbonato de sodio
10 g de sal
Aproximadamente 200 g de agua (es más o menos ¾ de taza)

¿Cómo se preparan?
Mezcla en un tazón, con un tenedor o varillas manuales, la harina, la sal y el bicarbonato. Haz un hoyo en el centro y vierte el aceite y el agua. Mezcla poco a poco y amasa, si está muy seca, agrega agua, pero por cucharadas para controlar mejor que no se ponga demasiado floja o pegajosa.

Vuelca en una superficie rociada con harina amasa un poco hasta tener una textura homogénea no pegajosa. Forma una bola y deja reposar media hora al menos (lo ideal es una hora).

Pasado el lapso, puedes separar en porciones iguales (esta da para 6 panes). Amasa y forma bolitas que luego aplanas con un rodillo o botella hasta que cada redondel tenga 4mm de grosor. Pínchalas con un tenedor. Pon cada piadina que vas haciendo en una bandeja y tápalas con un paño de cocina para que no pierdan humedad. 

Unta una sartén con aceite. Cuando esté caliente empieza a hacer tus piadine: déjalas 2 minutos por cada lado. Ya hechas, puedes mantenerlas calientes y frescas, tapadas con el paño.

 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias