Este es el secreto de KFC: Receta de pollo empanado supercrujiente

Este es el secreto de KFC: Receta de pollo empanado supercrujiente

¿Sabes cuál es el secreto mejor guardado de KFC? A su fundador le costó años perfeccionar esta fórmula y ahora nosotros la compartimos contigo para que puedas disfrutar de un delicioso pollo supercrujiente sin necesidad de salir de casa, verás que valdrá la pena leer todo este artículo ¡Anímate!

El pollo hecho en casa es rico, pero no queda igual que el de KFC, eso es una realidad, pero eso solo pasa porque no tienes el secreto mejor guardado de esta línea de restaurantes, ya no tendrás excusas, te quedará tan exquisito que todos querrán saber cómo lo hiciste.

Ahora bien, según información de es.wikipedia.org KFC se remonta a 1939, cuando Harland D. Sanders comenzó a preparar pollo crujiente en un restaurante de North Corbin (Kentucky) a partir de una receta con once especias y aromas. Sin embargo, no fue hasta 1952 cuando se abrió la primera franquicia de KFC, veamos entonces cuáles son los ingredientes que necesitas:

Pollo supercrujiente tipo KFC | Foto: Pixabay

Ingredientes:

Para la mezcla de especies:

Pollo supercrujiente tipo KFC | Foto: Pixabay

Preparación

Comienza esta receta secreta de KFC precalentando el horno a 200 grados. En una bolsa de plástico tipo Zip grande como las de congelar, luego mezcla la sal, el azúcar, la harina y todas las especies. En un plato añade la clara de huevo y bate ligeramente, puedes hacerlo con la ayuda de un tenedor.

A continuación, pasa los trozos de pollo por la clara de huevo y luego introduce los trozos de pollo en la bolsa con la mezcla de especies, si no te caben todos, lo haces en dos tandas. Frota los ingredientes de la  bolsa con el pollo para que se integren muy bien con todas las especias.

Finalmente, llegó el momento decisivo de esta preparación de la receta secreta del pollo empanado supercrujiente de KFC, así que en una sartén con aceite abundante, fríe por tandas el pollo hasta que esté dorado por ambos lados. Luego lo dejas reposar en un plato con papel de cocina. ¡Y listo!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias