¡Estas manzanas rellenas y horneadas te hechizarán!

¡Estas manzanas rellenas y horneadas te hechizarán!

Jugosas y con una divina ensalada acaramelada de frutas y almendras en su interior, que se derrama en cuanto le hincas el tenedor. Así salen las manzanas del horno cuando elaboras esta receta fácil y saludable.  ¡No te pierdas este dulce de frutas!  

Con estas manzanas tienes un rico postre saludable, sin harinas y muy poca azúcar. Todo el dulzor viene de las frutas que contiene ¡y el sabor de las manzanas verdes horneadas te quedará como de alta cocina!

Los arándanos (cranberries) secos le dan un toque dulce

Lo que necesitas:
6 manzanas verdes grandes
1/2 taza de jugo de manzana
1/4 de taza de agua
2 cucharadas de miel 
2 cucharaditas de aceite de canola

*Relleno
¼ de taza de arándanos rojos deshidratados
3 cucharadas de almendras troceadas
1 kiwi troceado
1 cucharada de germen de trigo
1 cucharada de azúcar morena 
1/2 cucharadita de canela molida
Una pizca de nuez moscada molida
Trocitos de queso brie (opcional)

Para prepararlas:
Mezcla bien los ingredientes del relleno en un recipiente. Reserva.

Remueve la parte de arriba de las manzanas (como si fuera una tapa). Puedes dejarle la piel, si prefieres retirarla, remoja la manzana pelada en agua con limón para evitar que se oxide. Quita parte del centro de las manzanas, de tal manera de dejarlas como un envase. Procura no remover en exceso, para permitir que la manzana se mantenga parada. Debes prestar atención a dejar suficiente pulpa en el fondo, recuerda que las manzanas irán al horno. Puedes ayudarte en la tarea de remoción con una cuchara scoop pequeña, o con un cuchillo pequeño afilado y una cucharita.

Ahora debes distribuir el relleno entre las manzanas para luego colocarlas en una bandeja pequeña. Lo ideal es que queden muy juntas y que el recipiente sea suficientemente alto como para cubrirlas al menos hasta ¾ partes de su altura. El objetivo es que no se caigan durante el horneado. 

Ya con las manzanas en la bandeja, coloca el agua y el jugo de manzana en el fondo. Rocía la miel y el aceite sobre las manzanas. Cubre con papel de aluminio. Lleva al horno precalentado a 180º C (350º F) de 30 a 50 minutos. ¿Por qué tanta diferencia de tiempo? Porque depende de cuán cocidas las prefieras.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias