Al Horno

Esponjoso y sin gluten: rico bizcocho de mandarina y almendras ¡en apenas 2 pasos!

Las mandarinas o clementinas son unas tentadoras frutas cítricas que le dan a esta torta una singular fragancia y humedad. De ellas se usa hasta la cáscara para obtener todo su sabor porque las volvemos puré y las unimos a la harina de almendras y al aceite de oliva. ¡Tienes que probarlo!  

Las mandarinas o clementinas son unas tentadoras frutas cítricas que le dan a esta torta una singular fragancia y humedad. De ellas se usa hasta la cáscara para obtener todo su sabor porque las volvemos puré y las unimos a la harina de almendras y al aceite de oliva. ¡Tienes que probarlo!  

Es un tentador bizcocho de aroma cítrico que te va a encantar, porque lo primordial es hacer el puré de mandarinas (clementinas), que no es más que cocinarlas unos minutos y luego procesarlas. A partir de allí lo demás es mezclar y después hornear.

(Foto principal:  Gaby Yerden on Unsplash)

Desprende un tentador aroma cítrico / Photo by Gaby Yerden on Unsplash

Para este ponqué de mandarina y almendras vas a necesitar:
200 g de mandarinas (clementinas)
180 g de harina de almendras (o almendras molidas)
4 huevos
100 g de azúcar
1 cucharada de ralladura de limón
100 ml de aceite de oliva extra virgen 
1 cucharada de polvo de hornear apto para celíacos (receta al final)
1 cucharadita de sal
Azúcar glass (para decorar)(opcional)

¿Cómo se prepara?
1. Lava y limpia muy bien las mandarinas y ponlas así, enteras y con cáscaras, a cocinar durante 20 minutos, a fuego medio, en una olla con agua. No dejes que hierva mucho. Aparta del fuego, cuela y deja enfriar.

Cuando enfríe, corta las mandarinas en trozos, elimina semillas y procesa en una licuadora o procesador de alimentos hasta que se forme un puré.

Enciende el horno a 180º C (350º F) y engrasa y enharina un molde (o fórralo con papel de hornear).

2. Ahora bate los huevos, el azúcar, la sal, el polvo de hornear y la ralladura de limón hasta que se forme una mezcla espumosa. Añade el aceite de oliva y sigue batiendo. Agrega la harina de almendras y el puré de mandarinas. Cuando todo esté integrado, vuelca en el molde y mete al horno por 50 minutos.

Polvo de hornear apto para celíacos: 50 g de bicarbonato de sodio, 25 g de almidón de maíz y 50 g de cremor tártaro. Mezcla bien y conserva en un frasco bien cerrado, en lugar seco.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias