Al Horno

¡Esponjoso, ligero y sin grasas!  Elabora el bizcocho creado para la realeza: con solo 4 ingredientes

Este bizcocho fue creado con una sola condición: que fuera tan ligero como una pluma. Increíblemente el pastelero francés cumplió: lo hizo con 4 ingredientes, de los que ninguno es mantequilla o aceite, ni levadura. Sigue aquí el paso a paso de cómo se hace  

¡Esponjoso, ligero y sin grasas! Celebra a Cupido con el bizcocho creado para la realeza: con apenas 4 ingredientes
¡Esponjoso, ligero y sin grasas! Celebra a Cupido con el bizcocho creado para la realeza: con apenas 4 ingredientes

Este bizcocho es original de la región de Chámbery, en Francia, donde se hornea desde el siglo XIV. Al día de hoy aún se ofrece en la región de Saboya (zona alpina entre Francia, Italia y Suiza) como uno de sus emblemas gastronómicos.

(Foto de portada: Photo by Nathalie Jolie on Unsplash)

Queda súper esponjoso / Imagen de tncarlos en Pixabay

¿Qué tiene de diferente este bizcocho de Saboya? Cuando se horneó por primera vez se usó harina de trigo combinada con fécula de papas o patatas. Hoy, en vez de la fécula de papas, se usa maicena. Como todos los bizcochos esponjosos, no lleva polvos de hornear o levadura química (que igual para la época no existía), y debe su esponjosidad al merengue que se hace con las claras de huevo y el azúcar.

Con los siglos se le agregaron aromatizantes, como limón, vainilla o azahar, pero eso no cambió el resultado: sigue siendo tan esponjoso y ligero como cuando Amadeo VI, conde de Saboya, quien ordenó su confección, lo probó por primera vez.

Aquí tienes los ingredientes para hacer un rico bizcocho de Saboya:
140 g de azúcar
4 huevos
50 g de harina
50 g de maicena (almidón de maíz)
* Decoración
Azúcar pulverizada para glasear

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 150º C  (300º F) y coloca la rejilla (o balda) en el centro del horno, para que tu bizcocho de Saboya reciba calor de manera pareja. Engrasa y espolvorea harina en un molde de 22 cm de diámetro o molde de bundt cake con hoyo en el centro.

1. Bate las yemas con 40 g de azúcar hasta que se conviertan en una crema suave y pálida. Tamiza la harina y la maicena sobre esta mezcla. Bate hasta que se incorporen de manera uniforme. Pon esta mezcla aparte.

2. Ahora encárgate de batir las claras a punto de nieve. Agrega poco a poco, y sin dejar de batir, el resto del azúcar (100 g). Cuando hayas obtenido un merengue firme, incorpora este merengue en tres tandas a la mezcla de yemas y harina, de tal manera que no se pierda el aire de las claras batidas.

3. Vierte en el molde y hornea durante 30-40 minutos, o hasta que se dore la superficie.
Espera que se entibie para desmoldar. Deja que se enfríe en una rejilla.

Si lo haces en un molde circular, cuando enfríe corta a la mitad para rellenar con Nutella, mermelada o crema pastelera. Si lo haces en un molde tipo bundt cake espolvorea con azúcar glass

Receta tomada de www.nutella.com
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias