Esponjoso bizcocho de café al estilo irlandés con crema de café y maní ¡delicioso y fácil!

Esponjoso bizcocho de café al estilo irlandés con crema de café y maní ¡delicioso y fácil!

Dos sabores especiales se funden en este rico bizcocho: café y maní. Entre ellos yace un ingrediente que los une y aporta un matiz único, el aceite de oliva. Si sigues el paso a paso será un postre que vas a degustar con placer a cualquier hora del día  

A los irlandeses les debemos los sabrosos bizcochos de café, porque aunque los aromáticos granos no provienen de la isla esmeralda, Irlanda es famosa por su mezcla de cafés con crema. Así que este pastel está inspirado en esta bebida y la famosa crema irlandesa. ¡Pruébalo!

(Foto de portada: Matheus Gomes en Pexels)

Cubre con la miel con maní o puedes ponerle ralladura de chocolate / Photo by Muzammil Shahzad on Unsplash

Para hacer este pastel de café vas a necesitar:
4 huevos
500 g de azúcar blanca
450 g de harina de trigo
300 ml de leche
300 ml de café fuerte recién hecho
150 ml de aceite de oliva
2 cucharaditas de polvo de hornear
2 cucharaditas de esencia de vainilla

*Crema:
2 cucharadas de café instantáneo
300 g de azúcar glas
300 ml de crema de batir o nata para montar (fría) 7
5 g de maní (natural, sin sal)

*Cobertura:
- 100 ml de miel y 300 g de maní (natural, sin sal)
- O ralladura de chocolate

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 180º C (350º F). Engrasa y cubre con harina dos moldes similares.
1. Bate los huevos con el azúcar blanco y el aceite de oliva hasta lograr una mezcla cremosa. Luego añades poco a poco la harina de trigo con el polvo de hornear previamente tamizados. Cuando estén bien integrados agrega la leche, la esencia de vainilla y el café recién hecho y sigue batiendo hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.

Divide en partes iguales en los dos moldes, y lleva al horno por 25 minutos. Haz la prueba del palillo para asegurar que los bizcochos estén listos antes de sacarlos del horno. Deja que enfríen.

2. En otro recipiente coloca la crema de batir o nata para montar fría, el azúcar glas y el café instantáneo. Bate hasta que consigas una crema espesa uniforme. Alcanzado el punto, añade 75 g de maní triturado con movimientos envolventes.

3. En una olla a fuego bajo, echa el resto del maní y la miel removiendo con relativa frecuencia para que no se apelmace. En caso de que la mezcla se endurezca, disuélvela con agua caliente. Pasados unos minutos, retira del fuego.  

Para armar el pastel: pon uno de los bizcochos en una bandeja y cubre toda su superficie con la crema de café. Coloca la otra tarta encima y cubre con el resto de la crema de manera uniforme. Decora con la preparación de miel con maní.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias