Al Horno

El flan de chocolate que te va a enamorar: receta fácil y con licuadora

Como todos los flanes, tendrás que esperar que refrigere y adquiera firmeza. Pero la elaboración es muy rápida y fácil. Lo que te aconsejamos es que lo hagas de un día para otro o lo hagas en la mañana si quieres consumirlo en la cena. Como sea, ¡toma nota porque queda riquísimo!  

Como todos los flanes, tendrás que esperar que refrigere y adquiera firmeza. Pero la elaboración es muy rápida y fácil. Lo que te aconsejamos es que lo hagas de un día para otro o lo hagas en la mañana si quieres consumirlo en la cena. Como sea, ¡toma nota porque queda riquísimo!  

El original flan napolitano ha evolucionado en múltiples sabores, sobre todo desde la introducción de la leche condensada. Los hay de piña, naranja, melón, mascarpone o como el que te presentamos aquí, de chocolate.

La mezcla se hace en la licuadora

Lo que necesitas:
½ litro de leche
5 huevos
1 cucharada de vainilla
1 lata de leche condensada
1 lata de leche evaporada
125 g de chocolate, derretido (a baño María o en el microondas)
20 ml de ron

*Caramelo
5 cucharadas de azúcar
Agua

¿Cómo se prepara?
Haz primero el caramelo: pon el azúcar en una olla con dos cucharadas de agua. Cuando alcance un color ámbar lo retiras del fuego y lo extiendes en el molde para el flan.

En una licuadora coloca todos los ingredientes y bate por varios minutos hasta que todo esté perfectamente mezclado.

Va a un horno precalentado a 170º C (340º F) por 1 hora. Recuerda que como todo flan va a baño de María, es decir el molde se pone en una bandeja con agua caliente. Cúbrelo bien con papel de aluminio si el molde no tiene tapa.

Cuando lo saques del horno, espera 10 minutos para destaparlo. Deja que enfríe y lo refrigeras por 4 horas.

Otra receta de flan de chocolate, pero este se cocina en la estufa.


Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias