Al Horno

Donas sin gluten: un placer para todos ¡listas en 30 minutos!

Cuando tengas listas estas rosquillas las vas a poder cubrir con chocolate, dulce de leche, glaseado blanco, lluvia de chocolate o chispas de colores. Como no contienen gluten son aptas para todos, así que podrás ofrecerlas en cualquier reunión de amigos o fiesta infantil  

Cuando tengas listas estas rosquillas las vas a poder cubrir con chocolate, dulce de leche, glaseado blanco, lluvia de chocolate o chispas de colores. Como no contienen gluten son aptas para todos, así que podrás ofrecerlas en cualquier reunión de amigos o fiesta infantil  

Como no tienen gluten, al menos garantizas que estas donas (donuts o rosquillas) no causarán problemas en las personas  intolerantes a esta proteína. Pero también vale la pena hacerlas porque son muy sabrosas y quedan aún mejor luego de que las cubras con chocolate o glaseados.

(Foto de portada: Photo by Courtney Cook on Unsplash)

Este postre es una maravilla para compartir / Photo by sheri silver on Unsplash

Para hacer estas donas vas a necesitar:
150 g de harina de arroz
5 g de polvo de hornear apto para celíacos (receta al final)
20 g de leche en polvo
2 huevos 
20 g de aceite de oliva 
150 g de leche líquida
125 g de yogurt griego
1 cucharada de stevia
½ cucharadita de vainilla

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 200º C (390º F)
1. En un recipiente mezcla bien: la harina de arroz, el polvo de hornear y la leche en polvo. En otro recipiente, bate bien los huevos, el aceite de oliva, la leche, el yogurt, la vainilla y la stevia.

2. Une las dos mezclas con la ayuda de una batidora eléctrica de varillas hasta que la masa quede homogénea y bastante líquida. Engrasa los moldes de donas con aceite de oliva y distribuye la mezcla en ellos, deja apenas medio centímetro de margen, porque la idea es que las donas crezcan y sobresalgan del molde.

Hornea durante 20 minutos. De igual manera debes estar pendiente de sacar las donas del horno cuando estén doradas.

Cuando se entibien, sácalas del molde y déjalas enfriar en una rejilla. Allí le puedes colocar el topping que desees (chocolate derretido, glaseado) o también puedes rociarlas con azúcar glass, o una combinación de azúcar y canela.

El polvo de hornear apto para celíacos se hace con 50 g de bicarbonato de sodio, 25 g de almidón de maíz y 50 g de cremor tártaro. Mezclar bien todo y luego guardar en un frasco bien cerrado, en un lugar seco.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias