Al Horno

Demasiado fáciles: galletas de mantequilla de maní sin harina en 3 pasos

Esta receta es para los desesperados que quieren galletas caseras de inmediato, porque sólo tienen 4 ingredientes, se elaboran en unos 5 minutos y se hornean en apenas 12 minutos. Más fácil es casi imposible. Así que ponte manos a la obra  

Esta receta es para los desesperados que quieren galletas caseras de inmediato, porque sólo tienen 4 ingredientes, se elaboran en unos 5 minutos y se hornean en apenas 12 minutos. Más fácil es casi imposible. Así que ponte manos a la obra  

La mantequilla de maní o pasta de cacahuate es un alimento que empezó su andar por el mundo como una papilla para las personas que habían perdido parte de su dentadura. Eso era en 1890, pero pronto Kellog’s, el gigante de los alimentos en Estados Unidos, ve la oportunidad de negocio con esta pasta de maní y comenzó a experimentar las fórmulas para hacerla en grandes cantidades.

Sólo tienes que hornearlas por 12 minutos

Como Kellog’s se interesó, la competencia también hizo lo mismo y entonces se produjo lo que necesitaba la mantequilla de maní para terminar de imponerse en la mesa: la Exposición Universal de Saint Louis, en 1904. Allí se promocionó y se volvió increíblemente popular.

Desde entonces es un alimento untable presente en casi todos los hogares de Estados Unidos. Pero también es increíblemente popular en Canadá, Reino Unido, Países Bajos y Australia.

Con el tiempo también se ha convertido en un ingrediente de muchas recetas, saladas y dulces, como estas galletas ultrafáciles.

Para hacer estas galletas de mantequilla de maní vas a necesitar:

1 taza de mantequilla de maní cremosa
100 gr de chispas de chocolate
1 taza de azúcar
1 huevo

¿Cómo se preparan?
1. Enciende el horno a 180º C (350º F). Unta mantequilla y rocía harina sobre una bandeja para hornear.

2. En un recipiente mezcla todos los ingredientes.

3. Con la ayuda de un scoope (cuchara para helados) forma bolitas con la masa. Si no tienes, haz las galletas tomando la mezcla con dos cucharas y colócalas en la bandeja. Presiónalas con un tenedor sobre la bandeja.

Sólo tienes que hornear por 12 minutos y dejar enfriar para poder disfrutarlas.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias