Al Horno

Deliciosas galletas de limón sin gluten: receta fácil

Unas galletas de limón nunca le caen mal a nadie, por eso te traemos una receta fácil, rápida y deliciosa para que las hagas en un santiamén. Cuentan con el beneficio extra de que no contienen gluten, así que todos podrán comerlas. Además, puedes coronarlas con un rico glaseado de limón o sólo colocarles almendras fileteadas. ¡No te las pierdas!  

Unas galletas de limón nunca le caen mal a nadie, por eso te traemos una receta fácil, rápida y deliciosa para que las hagas en un santiamén. Cuentan con el beneficio extra de que no contienen gluten, así que todos podrán comerlas. Además, puedes coronarlas con un rico glaseado de limón o sólo colocarles almendras fileteadas. ¡No te las pierdas!  

Son extraordinariamente sabrosas porque son dulces con acentos cítricos, que se los dan el jugo y la ralladura de limón. Así que toma nota de esta receta fácil de galletas de limón, porque además tienen el bono extra de que están hechas con harinas de almendra y coco, es decir, sin gluten.

Puedes decorarlas con almendras fileteadas

Vas a necesitar:

1 ¾  taza de harina de almendra
¼  de taza de harina de coco
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal
1/3 de taza de aceite de coco derretido
1/3 de taza de jarabe de arce (maple syrup)
2 cucharadas de jugo de limón
1 cucharadita de ralladura de limón
1 cucharadita de vainilla

*Decoración:
-Glaseado: 4 cucharadas de azúcar glass, el  jugo de 1 limón grande y 1 cucharadita de ralladura de limón
-Almendras fileteadas

¿Cómo se preparan?
Debes tener dos recipientes: en uno vas a tamizar y verter las harinas de almendras y de coco, el bicarbonato de sodio y la sal. Debes mezclar todo bien. En otro recipiente, bate el aceite de coco, el jarabe de arce, el jugo de limón, la ralladura de limón y la vainilla.

Ahora mezcla el contenido de ambos recipientes. Remueve bien hasta que estén bien integrados. Cubre esta mezcla con plástico de cocina (papel film)  y la refrigeras por al menos 30 minutos. 

Precalienta el horno a 180º C (350º F) y prepara una bandeja forrándola con papel para hornear.

Cumplida la media hora, saca la masa de la nevera y con la ayuda de una cuchara sopera, tomas porciones y haces bolitas con las manos. Colócalas en la bandeja y presiónalas un poco. Puedes darle la forma que quieras, porque esta masa no tiende a expandirse mucho, así que no perderán la forma que les des.

Ponlas en el horno (que debe tener al menos 10 minutos encendido) y déjalas allí por unos 15 minutos o hasta que estén doradas.

Antes de hornearlas tienes la opción de colocarles encima unas almendras fileteadas o, si prefieres, decóralas, cuando estén frías, con el glaseado de limón que te sugerimos.

Prepara el glaseado mezclando todos los ingredientes: el azúcar glass (empieza con 2 cucharadas, ve ajustando el sabor y la consistencia) con el jugo y la ralladura. Bátelas con batidora de varillas para que quede cremoso. Coloca encima de las galletas, cuando estén frías.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias