Al Horno

Deliciosa pizza keto: una receta fácil y saludable sin harina

Esta pizza keto funciona tanto para los que están metidos en este sistema alimenticio como para los celíacos, porque sustituye la base de harina de trigo por una de huevo y queso rallado. Si no eres celíaco, ni tampoco te apuntas en la dieta keto, igual puedes hacerla porque es una receta fácil, rápida y ¡deliciosa!  

Esta pizza keto funciona tanto para los que están metidos en este sistema alimenticio como para los celíacos, porque sustituye la base de harina de trigo por una de huevo y queso rallado. Si no eres celíaco, ni tampoco te apuntas en la dieta keto, igual puedes hacerla porque es una receta fácil, rápida y ¡deliciosa!  

Esta pizza keto te puede resolver una comida y hacer que merezcas unos aplausos, en tu propia casa o en casa de amigos,  porque te va a quedar divina y llena de sabores.

Queso y pepperoni, los ricos toppings de esta pizza

Vas a necesitar:
*Base
4 huevos
200 g queso rallado (mozzarella o provolone)

*Cobertura
3 cucharadas de salsa de tomate no endulzada (puede ser pasta de tomate o tomates de lata sin piel, licuados)
150 g queso rallado
Orégano seco
60 g pepperoni
Hojas de albahaca y aceitunas negras

* Para acomoañar
50 g vegetales de hoja verde (kale, berro y espinaca)
4 cucharaditas de aceite de oliva
Sal marina y pimienta negra molida

¿Cómo se prepara?
Precalienta el horno a 175º C (340º F), porque esta base hay que hornearla al menos 15 minutos antes de colocarle los toppings o ingredientes de cobertura.

Para la masa de base, debes batir un poco los huevos y agregarle el queso rallado. Extiende en una bandeja forrada con papel de hornear. Puedes hacerla rectangular o redonda dependiendo de las dimensiones de la bandeja.

Al sacar la base del horno deja que se refresque por al menos 5 minutos para proceder a cubrirla. Lleva la temperatura del horno a 225º C (450º F).

Cubre con la pasta de tomate y espolvorea orégano por encima. Coloca el queso rallado y luego el pepperoni

Sólo hornea por 10 minutos más. Hasta que toda la pizza quede dorada.

Decora con hojas de albahaca y aceitunas negras.

La mejor opción es servirla con una ensalada fresca, como la de hojas verdes que te sugerimos.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias