Deliciosa merienda: Empanadillas rellenas de queso y guayaba ¡listas en 30 minutos!

Deliciosa merienda: Empanadillas rellenas de queso y guayaba ¡listas en 30 minutos!

Estas divinas empanadillas son muy fáciles de hacer porque la masa se hace con sólo 4 ingredientes. Mientras que el relleno es una deliciosa combinación salada y dulce: pasta o mermelada de guayaba y queso crema. ¡Pruébalas!  

La ventaja de la masa de estas empanadillas es que es muy fácil de hacer: no tienes que amasar mucho, tampoco tienes que dejar reposar. Y el relleno es delicioso pero simple, guayaba con queso crema. Sólo debes hornearlas en 15 minutos y prepararlas te tomará otros 15 minutos, si tienes todo a mano.

(Foto de portada: Abby Kihano en Pexels)

Al terminar puedes espolvorearlas con azúcar impalpable / Imagen de Дарья Яковлева en Pixabay

Para hacer estas empanadillas rellenas de queso y guayaba vas a necesitar:
200 g de harina 
2 cucharadas de azúcar
7 g de levadura seca
1 huevo
100 ml de leche (si lo requieres)

* Relleno
200 g de queso crema 
100 g de Pasta de guayaba (o puedes usar mermelada de guayaba)

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 180º C (350º F). Coloca papel de hornear sobre una bandeja.

Mezcla la harina, el azúcar y la levadura. Coloca el huevo y amasa. En caso de que esté muy seca y que se desmorone la masa puedes agregar un poco de leche. 

Cuando tengas una masa suave pero compacta (que no se pegue a tus dedos), extiende la masa, con rodillo o palote, hasta medio cm de grosor. Ahora corta círculos de más o menos 12 cm de diámetro (si no tienes cortadores de ese tamaño, usa recipientes de los que usas para guardar comida o tazones, sólo presiona sobre la masa y cortas). Recoge la masa sobrante y vuelves a estirar.

Ahora rellena: recoge un poco de queso crema y otro de pasta (o mermelada) de guayaba en una cucharita. Pon este relleno en el centro de cada círculo y cierra presionando los bordes.

Pincela con leche las empanadillas (para que se doren). Con un mondadientes o palillo haz una o dos perforaciones sobre la empanadilla (suficientemente pequeños para que salga el vapor, pero no tan grandes para evitar que se escape el relleno)  y hornea durante 15 minutos. Permite que enfríe para poder comer.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias