Al Horno

Delicado y exquisito: flan de vainilla y chocolate blanco ¡una tentación en 4 pasos!

El tradicional flan napolitano ha llegado a nuestros días con numerosas versiones. Esta es una muy rica que combina el aroma de la vainilla con el glorioso sabor del chocolate blanco. ¡Atrévete a probarlo!  

El tradicional flan napolitano ha llegado a nuestros días con numerosas versiones. Esta es una muy rica que combina el aroma de la vainilla con el glorioso sabor del chocolate blanco. ¡Atrévete a probarlo!  

Causa sensación entre tus amigos y tu familia con este flan achocolatado y con aroma y sabor de vainilla, que queda suave y muy exquisito.

La leche se infusiona con canela y vainilla y luego se le añade el chocolate / Foto Captura YouTube

Para este flan de vainilla y chocolate blanco vas a necesitar:

1 litro de leche
200 g de chocolate blanco
4 huevos
200 g de azúcar
1 astilla de canela
1 cucharada de esencia de vainilla

*Caramelo
200 g de azúcar
¼ de  taza de agua

¿Cómo se prepara?
1. Haz el caramelo: calienta el azúcar con el agua en una olla, a fuego medio. Espera que el azúcar se derrita para remover sin parar hasta que todo el azúcar adquiera un color dorado. Retira del fuego y vierte en el molde para el flan.
Enciende el horno a 180º C (350º F).

2. En una olla, vierte la leche con la astilla de canela y la esencia de vainilla. Calienta a fuego medio hasta que alcance el punto de ebullición. Apaga el fuego, retira la nata que se formó en la superficie, preferiblemente con un utensilio de madera o silicona, y tapa la olla para que la leche se impregne tanto de los olores como de los sabores de la vainilla y la canela.

3. Pica el chocolate blanco en pedazos de igual tamaño y resérvalo. Mientras, espera que la leche se entibie, si tienes termómetro fíjate que llegue a 45º C (113º F), si no, entonces introduce un dedo y si la temperatura es caliente, pero puedes introducirlo y sacarlo sin problemas, ya puedes incorporar el chocolate. Remueve mientras el chocolate se derrite en la leche.

4. En otro recipiente se mezclan los huevos y el azúcar y se baten hasta que quede una mezcla homogénea que posteriormente se añadirá a la leche con el chocolate derretido removiendo con suavidad.

Vierte la mezcla sobre el caramelo en el molde.

Lleva al horno poniendo el molde en una bandeja con agua caliente (baño de María), a 180º C (350º F) durante 40 minutos. Deja reposar y lleva a la nevera.


 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias