Al Horno

Deléitate con estos esponjosos muffins de chocolate ¡sin harina de trigo y sin lactosa!

El chocolate es una tentación donde quiera que lo pongan. Con estos muffins eso es lo que sucede porque además de contener chocolate y chispas de chocolate, no tienen gluten ni lactosa, es decir que los puedes ofrecer sin problemas a todos. ¡Anímate a prepararlos!  

El chocolate es una tentación donde quiera que lo pongan. Con estos muffins eso es lo que sucede porque además de contener chocolate y chispas de chocolate, no tienen gluten ni lactosa, es decir que los puedes ofrecer sin problemas a todos. ¡Anímate a prepararlos!  

Estos muffins de chocolate llevan gotas o chispas de chocolate por lo que son deliciosos. Y el secreto para que no contengan harina es porque se hacen con bananas y avena, que como bien sabes no contiene gluten aunque sí avenina, una proteína que puede traer consecuencias negativas para algunos celíacos. Antes de prepararlos, revisa que sea una avena procesada sin trazos de gluten.


(Foto de portada: Photo by Shakti Rajpurohit on Unsplash)

Son excelentes para la merienda / Photo by Heather Barnes on Unsplash

Para estos muffins de chocolate sin gluten y sin lactosa vas a necesitar:
3 bananas medianas (plátanos en España)
3 huevos
½ taza de miel de abeja
2 tazas de hojuelas de avena 
¼ de taza de cacao en polvo
2 cucharaditas de vainilla 
½ cucharadita de sal
1 cucharadita de polvo para hornear apto para celíacos (ver receta al final)
½  cucharadita de bicarbonato de sodio
½ taza de chispas de chocolate oscuro

¿Cómo se preparan?
Enciende el horno a 180º C (350º F)
Licúa los huevos, la miel, las bananas, la sal, la vainilla y la avena. Licúa todo. Debe quedar una mezcla espesa. Vierte la mezcla en un recipiente y allí le vas a agregar el cacao, el polvo de hornear y el bicarbonato tamizados. Mezcla con una espátula o batidora de varillas. Por último, agrega la mitad de las chispas de chocolate.

Coloca la mezcla en un molde para muffins: untado con mantequilla o con capacillos o pirotines. Recuerda que puedes llenar los capacillos, o pirotines pero si no los tienes, sólo debes llenar los espacios del molde hasta tres cuartos de capacidad. Coloca por encima las chispas que quedaron.

Hornea por 20 minutos o hasta que las superficies se vean firmes.

El polvo de hornear para celíacos se hace con 50 g de bicarbonato de sodio, 25 g de almidón de maíz y 50 g de cremor tártaro. Mezcla bien. Guarda en un frasco limpio con tapa, en un lugar seco y fresco.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias