Al Horno

Cupcakes de calabaza y zanahoria para Halloween: divinos y fáciles

Esta es una receta fácil y rápida para los que deseen hacer ponquecitos para calmar sus ánimos por la Noche de Brujas. Como extra te decimos cómo hacer un delicioso glaseado de queso crema, que sirve tanto para los cupcakes como para una torta. ¡Son dos recetas fáciles en una!  

Esta es una receta fácil y rápida para los que deseen hacer ponquecitos para calmar sus ánimos por la Noche de Brujas. Como extra te decimos cómo hacer un delicioso glaseado de queso crema, que sirve tanto para los cupcakes como para una torta. ¡Son dos recetas fáciles en una!  

Aquí en esta receta se unen las dos hortalizas color naranja perfectas para los días de Halloween, cuando todo adquiere los colores naranja, verde y negro. Revisa los ingredientes de estos cupcakes de zanahoria y calabaza y del glaseado porque no son nada rebuscados, así que seguro ya los tienes en casa.

El glaseado es de queso crema

Para estos cupcakes vas a necesitar:

200 g calabaza
2 zanahorias
3 huevos
250 g harina
150 g azúcar
100 g mantequilla
10 g polvo para hornear
1 cucharadita de vainilla

*Glaseado de queso crema:
190 g de queso crema
½ taza de azúcar glass 
¼ de taza de mantequilla 
Una cucharadita de vainilla
Colorante vegetal naranja
1 cucharada de cacao en polvo

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 180º C (350º F).
Pela y corta las zanahorias y la calabaza. Licúalas junto con el azúcar, los huevos, y la mantequilla.

Vuelca esta mezcla en un recipiente. Tamiza encima la harina y el polvo de hornear. Mezcla e integra bien. Vierte en los capacillos o en un molde para cupcakes engrasado y rociado con harina. Lleva al horno por 30 minutos.

Glaseado: Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. La mantequilla y el queso crema deben estar al menos una hora fuera de la nevera. Bate, con batidora eléctrica, el queso crema, la mantequilla y la vainilla. 

A medida que se van integrando, agregas poco a poco el azúcar glass. Cuando ya tenga todo el azúcar, separa (si lo necesitas) en dos partes: una la bates con el colorante y a la otra le agregas el cacao. Bates una vez más cada mezcla por separado y estará listo.

Las decoraciones especiales las puedes hacer con masa de fondant coloreada que puedes comprar en las tiendas de repostería. Los ojitos los haces con chispas de chocolate o chocolate derretido.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias