Con 4 ingredientes preparas un delicioso flan de naranja en pocos minutos

Con 4 ingredientes preparas un delicioso flan de naranja en pocos minutos

El flan de naranja tiene un rico sabor y una textura fabulosa. Se prepara en pocos minutos y con 4 ingredientes: naranjas, huevos, leche y azúcar. ¡Aquí te decimos cómo se elabora!  

La receta de flan es muy antigua. Se remonta a fenicios, griegos y romanos antes de Cristo. En la Edad Media se preparaba durante las fiestas de Cuaresma.

Existe una mezcla básica de flan: leche, huevos y azúcar. Pero, los cocineros han probado con muchos ingredientes, desde jugos de frutas hasta chocolate, café o yogurt, para darle un giro a este delicioso postre que es el flan

(Foto de portada: Puxabay en Pexels)

Puedes acompañarlo con helado y frutas / Photo by Fiona Feng on Unsplash

Este que te mostramos adquiere sabor con jugo de naranja y es una de las versiones que se consume en España, sobre todo en fechas como la Semana Santa.

Recuerda caramelizar el molde para que, cuando termine la cocción y lo inviertas, el caramelo cubra el flan. Recuerda que el baño de María evita que el caramelo se queme y quede amargo, y además le da esa textura sedosa al flan.

Para obtener un flan de naranja de 4 porciones vas a necesitar:
4 huevos
El jugo de dos naranjas
4 cucharadas soperas de azúcar
400 ml de leche

*Caramelo 
5 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de agua
2 cucharadas de jugo de limón

¿Cómo se prepara?
Enciende el horno a 200º C (390-400º F).

1. Para caramelizar el molde, pon el azúcar en una sartén y añade el agua y el jugo de limón. Mueve un poco la sartén para mezclar el agua y el jugo de limón. Pero sólo un poco. Deja que el azúcar empiece a derretirse y a oscurecer sin tocarlo. Aún caliente vierte en el molde.

2. Para preparar el flan, pones todos los ingredientes en la licuadora y bate bien para que la mezcla haga espuma. Vierte esa crema en el molde caramelizado y lleva al horno por 45 minutos, a baño María (en una fuente o bandeja con agua hasta la mitad). 

3. El flan está listo si lo pinchas con un palillo y sale limpio. Mientras aún está caliente invierte el molde sobre una dulcera. Refrigera cuando esté a temperatura ambiente y déjalo en la nevera unas cuatro horas o hasta el día siguiente.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias