Al Horno

¡Cena con esta quiche de tomates y queso de cabra!

Por todo te va a gustar. Por el sabor, porque tiene espinacas acompañadas de jamón ahumado y queso de cabra. Porque es una receta fácil y saludable. Y, por último, se hace sin muchas complicaciones. ¡Toma nota!  

Por todo te va a gustar. Por el sabor, porque tiene espinacas acompañadas de jamón ahumado y queso de cabra. Porque es una receta fácil y saludable. Y, por último, se hace sin muchas complicaciones. ¡Toma nota!  

El sabor del queso de cabra y el jamón ahumado te van a dejar sin aliento. Esta quiche de tomates con espinacas es excelente para una cena, en la que no quieres recalentar comida, sino comer algo recién hecho. ¡Te va a encantar!

Por encima van los tomates cherry

Vas a necesitar:
250 g de masa quebrada (de la que venden en el supermercado)
200 ml de nata líquida 
3 huevos medianos
400 g de espinacas
50 g de queso rallado
100 g de Jamón ahumado en cuadritos
Tomates cherry
Queso de cabra al gusto
Aceite de oliva extra virgen 
Sal y pimienta al gusto

¿Cómo se prepara?
Estira la masa en un molde de pie (pai). Pínchala con el tenedor para evitar que se formen burbujas durante el horneado. Hornéala durante 5 minutos a 180ª C (350ª F) en un horno precalentado.

En una sartén calienta aceite de oliva, cocina las espinacas por 10 minutos. Revuelve de vez en cuando. Rocíalas con sal.

Aparte mezcla los huevos, la nata o crema de leche con pimienta y sal. Incorpora las espinacas a esta mezcla. Luego añade el jamón y queso rallado.

Vierte la mezcla sobre la masa horneada y ponle por encima tomates cherry cortados a la mitad y trocitos de queso de cabra.

Lleva esta quiche al horno a una temperatura de 200º C (390º F) por 20 minutos.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias