Bizcocho esponjoso de café y chocolate: fácil paso a paso ¡sin mantequilla y sin leche!

Bizcocho esponjoso de café y chocolate: fácil paso a paso ¡sin mantequilla y sin leche!

En este bizcocho, el sabor del chocolate se potencia con el café negro o espresso. Además de esponjoso, este bizcocho de café y chocolate queda húmedo gracias a la presencia del puré de manzanas. ¡Perfecto para compartir en familia!  

Cuando los bizcochos son húmedos como este de café y chocolate, no requieren de mayores decoraciones porque su sabor es rico e intenso. Este bizcocho no contiene aceite ni mantequilla, su materia grasa proviene de un puré o compota de manzana, lo que además le da mayor ligereza. ¡Pruébalo!

(Foto de portada:Photo by keng sirawit on Unsplash )

La preparación es muy sencilla / Foto Cortesía de Suzanne Lunsford y la Idaho Potato Comission

Para hacer este bizcocho esponjoso de café y chocolate vas a necesitar: 
1 taza de café negro
½ taza de chispas de chocolate amargo
1 huevo grande
¾ tazas de azúcar
1/3 tazas de puré de manzana sin azúcar
1 cucharada de vainilla
½ taza de harina de trigo
½ taza de puré de papa deshidratado (de los de caja)
½ cucharadita de bicarbonato de sodio

¿Cómo se prepara?
1. Coloca el café y las chispas de chocolate en un recipiente apto para microondas: cubre y déjalo en el microondas durante 1 minuto a máxima potencia. Revuelve y vuelve a poner en el microondas por 20 segundos o hasta que el chocolate se funda totalmente. Deja enfriar unos minutos a temperatura ambiente y luego refrigera por 10 minutos.

Enciende el horno a 180º C (350º F). Prepara un molde rociándolo con spray antiadherente.

2. Cuando la mezcla de café y chocolate se haya enfriado, bátela a velocidad baja. Le agregas el huevo, sin dejar de batir, y luego añades el azúcar. Añade la vainilla y el puré de manzana. Bate hasta que todo esté integrado. A continuación, agrega el puré de papas deshidratado  y luego la harina y el bicarbonato tamizados. Cuando tengas una mezcla homogénea, vierte en el molde y hornea hasta por 35 minutos (también puedes revisar al introducir un palillo o brocheta en el centro del pastel: si sale limpio, ya el postre está listo). Permite que enfríe fuera del horno durante al menos 10 minutos antes de desmoldar.

Se sirve con crema batida baja en grasa.

Atención: no abras el horno hasta que no hayan pasado 30 minutos, para evitar que el cambio de temperatura afecte el crecimiento del pastel.

Receta de Suzanne Lunsford tomada de Idaho Potato Comission



 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias