Famosos

Esta es la merienda que Sarah Kohan disfruta mucho con sus hijos Noah y Nala

La hermosa modelo australiana disfruta los días de descanso junto a sus niños. A través de las redes sociales, Sarah Kohan publica algunos de los grandes momentos que vive con ellos. Por ejemplo, la merienda en un tranquilo fin de semana.

La hermosa modelo australiana disfruta los días de descanso junto a sus niños. A través de las redes sociales, Sarah Kohan publica algunos de los grandes momentos que vive con ellos. Por ejemplo, la merienda en un tranquilo fin de semana.

Por:  Redacción MUI KITCHEN

Lejos del futbolista Chicharito Hernández, Sarah Kohan avanza con su carrera como modelo y además, aprovecha para acompañar y divertirse con sus hijos Noah y Nala.

En su cuenta de Instagram, los pequeños son protagonistas en gran cantidad de fotos. Desde viajes, eventos y hasta comidas: los fines de semana de rélax para Sarah son comiendo y súper rico.

"Simples placeres de fin de semana", escribió la modelo australiana en redes sociales, junto a un carrusel de fotos que enfocan unos croissants y otros bollos dulces, además de las pequeñas manos de Nala, su segunda hija con Chicharito.

Sarah Kohan vía Instagram.
Sarah Kohan vía Instagram.

Receta para croissants caseros (rinde 15 unidades)

Ingredientes:

Paso a paso:

  1. Tamizar la harina y formar dos volcanes. Uno de ellos con la cuarta parte de la harina, que mezclaremos con la levadura y el agua tibia. Hay que formar una bola y dejarla fermentar en un bol con agua, hasta que se forme una esponja.
  2. En el volcán grande, añadir el resto de ingredientes, excepto los 200 gramos de mantequilla. Mezclar estos ingredientes y añadir la esponja. Amasar bien la masa durante unos 10 minutos.
  3. Hacerle dos cortes en cruz y dejarla reposar unos 10 minutos. Estirar en forma de estrella de cuatro puntas, dejando el centro algo más grueso. Agregar los 200 gr de mantequilla, la cual hay que ablandar y trabajar una lamina gruesa. Después, llevarla nuevamente a enfriar. Cerrar la masa como si se tratase de un sobre: primero las puntas que quedaron en posición vertical y luego las que están en posición horizontal.
  4. Con un rodillo, aplastar la masa y estirar dejándolo tres veces más largo que ancho. Después, plegar la masa sobre si misma: primero una punta hacia algo más del centro y después la otra punta un poco por encima de la primera. Volver a estirar de la misma forma, realizando una o dos veces más.
  5. Dividir la masa, cortándola con una puntilla, en dos mitades. Hacer triángulos de unos 8 cm de base. A la base del triángulo, darle un corte de unos 2 cm abriéndolo ligeramente. Pasar a enrollarlos desde la base hacia la punta y al mismo tiempo, ensancharlos ligeramente.
  6. Colocar los cilindros en placas de horno. La punta debe quedar en la parte de abajo. También darles forma de cuernos, apretándolos hacia la placa o bien, dejarlos con forma parisina y alargados. Dejarlos reposar hasta que doblen el tamaño.
  7. Pintar con huevo e introducir en el horno a unos 225 ºC durante 10 o 15 minutos. Al sacarlos, puedes abrillantarlos con almíbar o espolvorearlos con azúcar glas.

Más Noticias

Más Noticias