En Frío

Vive el placer de probar esta Tarta de mascarpone

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

La torta o tarta, una protagonista permanente en los postres y platillos dulces de la gastronomía internacional, posee múltiple variantes según la cultura culinaria que la elabore, pero hay algo seguro, a casi todos nos gusta, juntos con los panes y las galletas. Veamos esta receta muy fácil.

Se cree que esta preparación se remonta a prácticamente el surgimiento de la harina de trigo, a la cual se le agregaron manteca (algún tipo), leudante, azúcar y frutas y por lo general envuelta en una capa dulce. Sin embargo, en el mundo de la cocina sus variantes y evolución han sido múltiples sobre la base antes mencionada y que obedece a la culinaria universal; es español comenzó con el nombre pastel cuya raíz en proviene de francés antiguo “pastel”, para definir a las preparaciones saladas con masa, pero en la medida que evolución la pastelería se extendió a la elaboración de tartas o tortas, en la más dulce de todas las industrias. Hoy haremos una rica tarta de mascarpone, una deliciosa variante de la tarta de queso tradicional.

Tarta de queso y arándanos

Ingredientes:

Preparación:

1. Prepara la base

Lava el limón y ralla la piel. Tritura las galletas hasta que estén casi molidas. Añade la ralladura de limón y remueve. Agrega la mantequilla ablandada a temperatura ambiente, la canela y 1 cucharada de agua, y mezcla hasta integrarlos.

2. Forra el molde

Forra con papel sulfurizado un molde rectangular de paredes bajas, dispón la masa de galleta en el fondo y extiéndela, presionando con las yemas de los dedos, hasta que se forme una capa de grosor uniforme.

3. Elabora el relleno

Dispón el queso con el azúcar y la vainilla en un cuenco; bátelos, mejor con varillas eléctricas, durante 2 minutos. Agrega la gelatina previamente remojada, escurrida y diluida en 35 ml de agua hirviendo, y remueve.

4. Monta la nata

Monta la nata, que debe estar muy fría, también con varillas eléctricas, hasta que tome cuerpo. Incorpórala a la preparación anterior, con movimientos envolventes para que no pierda volumen

5. Reparte sobre la base

Reparte esta preparación en el molde, sobre la base de galleta, alisa la superficie y deja cuajar en la nevera entre 2 y 3 horas.

6. Echa la mermelada

Desmolda la tarta sobre una fuente. Justo antes de servirla, templa la mermelada en un cacito con 1 cucharada de agua, para que se licue y repártela por encima.

El truco:

Sustituye la mermelada por un coulis de frutas rojas variadas y sírvelo de acompañamiento.

J.R. Cordero

Periodista, escritor. Amante de la poesía, la buena música y el queso. Especialista en contenidos digitales. + info

Más Noticias

Más Noticias