En Frío

Tarta de chocolate blanco y fresas: magnífico regalo para mamá

Esta es una rica tarta fría firme de chocolate blanco que se recubre con gelatina de fresas y fresas frescas. ¡Es justa y perfecta para el Día de la Madre!  

Esta es una rica tarta fría firme de chocolate blanco que se recubre con gelatina de fresas y fresas frescas. ¡Es justa y perfecta para el Día de la Madre!  

Esta Tarta de chocolate blanco y fresas es el postre ideal para mamá, pero no solo para complacerla hoy sino para celebrarla cualquier día, porque es  deliciosa y fácil de preparar: sólo sigue el paso a paso.

(Foto de portada:Imagen de Jan Kuss en Pixabay)

Puedes cubrirla con la gelatina o solamente con las fresas / Foto de Comida creado por lifeforstock - www.freepik.es


Para hacer esta Tarta de Chocolate Blanco y fresas de 10 porciones vas a necesitar:

200 g de chocolate blanco de cobertura o fondant
½ litro de leche evaporada
50 g de azúcar
4 yemas de huevo
200 ml de crema para batir (nata para montar)
20 g de gelatina sin sabor + 120 ml de agua fría

*Cobertura
150 g de fresas lavadas, sin tallo y cortadas a la mitad
Gelatina de fresas (85 gr) (opcional)

*Corteza
200 g de galletas dulces
80 g de mantequilla sin sal

¿Cómo se prepara?
1. Tritura las galletas en la licuadora o el procesador de alimentos. Mezcla las galletas pulverizadas con la mantequilla. Extiende esta pasta en un molde de 20 cm forrado con papel vegetal.

Espolvorea la gelatina en el agua fría. Déjala así durante 10 minutos, sin remover.

2. Bate las yemas y el azúcar hasta conseguir una consistencia cremosa. Aparte, calienta, a fuego bajo, la leche evaporada y agrega la mezcla de azúcar y yemas. Bate bien, cuando esté a punto de hervir añade el chocolate blanco. Remueve hasta que se derrita. Añade la gelatina (que ya debe estar cuajada) y sigue removiendo hasta que se derrita también. Pon aparte para que baje un poco la temperatura.

3. Bate la crema hasta que adquiera volumen y entonces la mezclas con la leche con chocolate blanco. Vierte sobre la base de galletas. Refrigera por al menos 2 horas.

4. Cobertura: mezcla 1 taza de agua caliente con la gelatina de fresa. Cuando atempere coloca una capa fina sobre la tarta de queso. Añade las fresas cortadas a la mitad. Lleva al refrigerador por 1 hora. O si lo prefieres sólo decora con las fresas cortadas.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias