En Frío

Sin hornear y sin refrigerar: el flan que te saca de apuros con apenas 2 ingredientes

¿Tienes invitados de última hora? Este postre puede ayudarte a resolver una reunión inesperada, porque no tienes que hornearlo, ni refrigerarlo, pero igual te quedará delicioso y seguramente te pedirán más  

¿Tienes invitados de última hora? Este postre puede ayudarte a resolver una reunión inesperada, porque no tienes que hornearlo, ni refrigerarlo, pero igual te quedará delicioso y seguramente te pedirán más  

En ocasiones no puedes controlar la agenda de tus amigos y por eso surgen algunas reuniones espontáneas que no te dan margen para hacer platos dulces o salados muy elaborados. Este flan rápido te puede ayudar en esas ocasiones.

(Foto principal: Karly Gomez on Unsplash)

Si lo adornas lo elevarás de nivel / Foto: Photo by Yonko Kilasi on Unsplash

Para este flan ultra rápido vas a necesitar:

500 gr de ricota o requesón (cualquiera de los dos, aunque la ricota es más firme)
1 lata de leche condensada
2 cucharadas de vainilla o ¼ de taza de jugo de lima o limón (opcional)

Ahora lo que necesitas es verter la leche condensada en la licuadora (blender o batidora eléctrica de jarra) y agregar, mientras vas licuando, pedazos del queso elegido. Una vez que hayas colocado más de la mitad del queso, puedes probar la mezcla para saber si está bien de dulce.

El truco es que el queso sea firme, para que no necesites refrigerarlo, y que la leche condensada tenga una consistencia que permita licuarla (algunas son muy espesas). La vainilla o el limón los agregas cuando licúes, en caso de que quieras darle algún sabor.

Cuando esté listo tendrás una masa pastosa, homogénea y más o menos firme, que tendrás que sacar por cucharadas de la jarra de la licuadora para poder depositar en vasos o copas. Aunque solo está bien, este flan lo puedes decorar para darle un más lindo acabado con jarabe de caramelo o de chocolate, fresas troceadas, arándanos, nueces y chispas o trocitos de chocolate. Así parecerá que pasaste mucho tiempo haciendo este postre.

Si logras hacerlo con tiempo puedes refrigerarlo y le darás más firmeza. Pero es una crema firme que puedes disfrutar recién licuada.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias