En Frío

Receta para preparar lemon pie sin horno y con base de galletas

La pastelería no solo es preparar y hornear. También puedes hacer deliciosos platillos dulces en frío, con ayuda de la heladera; o reversionar algunos clásicos, como el lemon pie, y hacer una base de galletas que solo requiere unirse con mantequilla. La receta, a continuación.

Receta para preparar lemon pie sin horno y con base de galletas
Por:  Redacción MUI KITCHEN

El lemon pie es un clásico de la pastelería. Sin dudas, su merengue y lemon curd lo hacen súper delicioso, con un sabor intenso de cítricos y el toque especial de crema por arriba. En esta oportunidad, te mostramos cómo hacerlo, de forma fácil y rápida, en frío.

Instrucciones para lemon pie sin horno

Para la base:

Para el relleno:

Para el merengue:

Paso a paso para lemon pie sin horno

Antes de empezar:

  1. Picar las galletas o colocarlas dentro de una bolsa hermética y aplastarlas con un vaso o rodillo de cocina para triturarlas finamente.
  2. Derretir 50 g de mantequilla y reservar.
  3. Preparar el molde desmontable con una hoja de papel vegetal en la base.

Para la base:

  1. Mezclar las galletas molidas en un cuenco con la mantequilla derretida y esparcir en el molde desmontable.
  2. Juntar un poco de mezcla de galletas hacia los bordes y aplastar la base con la ayuda de un vaso, para tener una base con un borde de unos 3 cm de alto.
  3. Llevar el molde a la nevera.

Para el relleno:

  1. Colocar la hoja de gelatina en un cuenco con agua fría y dejar hidratar 10’.
  2. Mientras tanto, en un cuenco colocar el huevo, las yemas, el azúcar, el zumo de limón y el aroma de limón.
  3. Mezclar con varillas hasta combinar y verter la mezcla en un cazo pequeño.
  4. Llevar el cazo a fuego bajo y mezclar constantemente con espátula hasta que la mezcla comience a espesar y llegue al punto de napado.
  5. Retirar el cazo del fuego y añadir la gelatina escurrida y la mantequilla en cubos. Mezclar todo hasta incorporar y pasar la mezcla por un tamiz hacia un cuenco limpio.
  6. Tapar el relleno con papel film al contacto y llevar a la nevera hasta que esté frío, al menos 2 horas.

Para el merengue:

  1. En un cazo, colocar el azúcar y el agua.
  2. Llevar a ebullición hasta que la temperatura llegue a los 120ºC.
  3. Mientras, comenzar a batir las claras a nieve y cuando ya hayan montando, añadir poco a poco y en forma de hilo el almíbar caliente sin dejar de batir.
  4. Continuar batiendo durante 5’, hasta tener un merengue firme y brillante.

Para la decoración:

  1. Retirar el relleno de la nevera y romperlo un poco con varillas para que se ablande.
  2. Esparcir sobre el molde preparado y alisar con una espátula.
  3. Cubrir la tarta con el merengue y ayudarse con una espátula para hacer picos de merengue.
  4. Quemar el merengue con un soplete de cocina.

Fuente: Dr. Oetker 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias