En Frío

Increíbles y cremosos helados avainillados de calabaza – libres de lactosa

De seguro no te imaginas esta verdura en un helado, y la verdad es que es un alimento muy versátil que al combinar con leche se convierte en un postre que fascina hasta a los más pequeños en casa, así que sigue leyendo y nos vemos en la cocina.

De seguro no te imaginas esta verdura en un helado, y la verdad es que es un alimento muy versátil que al combinar con leche se convierte en un postre que fascina hasta a los más pequeños en casa, así que sigue leyendo y nos vemos en la cocina.

Helado de calabaza

Ingredientes:

Preparación:

En una olla con suficiente agua pon a cocinar de 15 a 20 minutos la calabaza con todo y cáscara, escurre y al enfriar quita la cáscara, pásala por un pisapapas y conviértela en un puré, luego colócala en un vaso de licuadora.

Añade la esencia de vainilla, enciende la licuadora y ve agregando leche poco a poco hasta que se forme una consistencia cremosa y no muy líquida, agrega endulzante de tu preferencia y sigue batiendo. Rectifica el sabor de acuerdo a tu gusto o el de los pequeños.

Helado de calabaza

Sirve en moldes para paletas o vasos plásticos, lleva al congelador por al menos 4 horas. Para unos helados muy golosos báñalos con un poco de leche condensada al momento de servirlos de seguro los niños amarán estos helados.

El sabor de estos helados de calabaza o auyama será de un perfecto y cremoso mantecado, así que solo debes atreverte a prepararlos y sorprender a todos en casa con un postre saludable y apto para una dieta libre de lactosa ¡Buen Provecho!

Sabrina Cedeño

Cocinera de alma. Amante de las cosas ricas, el buen vino y música suave de fondo.+ info

Más Noticias

Más Noticias