En Frío

Haz paletas de chocolate con capa de chocolate oscuro: sin máquina

Estas paletas de chocolate se recubren de más chocolate oscuro, ¡así que se convertirán en el postre favorito de los fans del chocolate! Lo mejor de todo es que no necesitas máquina de hacer helados. ¡Manos a la obra!  

Estas paletas de chocolate se recubren de más chocolate oscuro, ¡así que se convertirán en el postre favorito de los fans del chocolate! Lo mejor de todo es que no necesitas máquina de hacer helados. ¡Manos a la obra!  

El chocolate es de esas preparaciones con origen mítico. Se hace con el cacao, un fruto cuyo árbol fue entregado a los hombres por el dios Quetzalcoatl. Con cacao, los antiguos aztecas preparaban salsas y una bebida fermentada llamada xocoatl (“bebida espumosa de cacao”).

(Foto de portada:Photo by Uliana Kopanytsia on Unsplash)

Son de chocolate cremoso / Photo by Uliana Kopanytsia on Unsplash

En el siglo XVII, los españoles llevaron cacao a Europa, donde lo consumían las clases más pudientes, ya que era un alimento costoso. Pasarían muchos años para que se produjeran las primeras barras de chocolate como las conocemos hoy, eso ocurrió en 1894, en Estados Unidos.

Hoy, con chocolate se hacen infinidad de postres, como estos helados que te enseñamos aquí y que no requieren máquina para elaborarlos.

Para obtener 8 paletas heladas de chocolate vas a necesitar:
4 cucharadas de cacao
800 ml de leche evaporada
150 g de azúcar (aproximadamente 2/3 de taza)
½ taza de leche en polvo
2 cucharadas de maicena + ½ taza de leche entera líquida

¿Cómo se prepara?
1. Tamiza el cacao y le agregas la leche. Mezcla bien y lleva al fuego. Cuando empiece a hervir, vierte el azúcar. Remueve hasta disolver. Añade la leche en polvo y bate mientras sigue al fuego. Al disolverse la leche en polvo, retira del fuego. 

2. Aparte, mezcla la maicena y el ¼ de taza de leche. Al disolverse, pon de nuevo la mezcla de cacao al fuego (esta vez bajo). Agrega la maicena y revuelve sin parar para evitar los grumos. Añade la vainilla. Revuelve bien, sin dejar que espese mucho (debe tener más o menos la consistencia de una avena).  Retira del fuego y sigue revolviendo hasta que entibie (esto para que adquiera una consistencia cremosa).

3. Cuando enfríe, entonces vierte en los moldes de paletas y cubre con papel de aluminio y coloca los palillos. Congela por al menos 8 horas. Para retirar las paletas del molde, sumerge el molde (sin llegar al tope) en agua a temperatura ambiente por un minuto. 

4. Si quieres recubrirlo con una capa de chocolate oscuro: debes derretir 400 g en el microondas y colócalo en un vaso lo suficientemente alto y largo para sumergir por completo la paleta helada (deja que cada paleta escurra por 1 minuto, mientras la sostienes sobre el vaso y así se endurecerá la capa de chocolate).
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias