En Frío

Haz este budín de galletas en solo 5 pasos y sin horno

El budín es un ícono de la repostería inglesa y su preparación es parecida a la del flan. Este es de galletas y es una apuesta segura para deleitar a los comensales, porque es muy delicioso. Sólo debes mezclar, calentar y luego refrigerar. ¡Anímate a hacerlo!  

El budín es un ícono de la repostería inglesa y su preparación es parecida a la del flan. Este es de galletas y es una apuesta segura para deleitar a los comensales, porque es muy delicioso. Sólo debes mezclar, calentar y luego refrigerar. ¡Anímate a hacerlo!  

Este rico postre no sólo es de fácil preparación si no que te permite sacar provecho de todas aquellas masas, como pan y galletas, que se van quedando en la despensa. ¡Así que toma nota porque aquí no vas a desechar nada!

Puedes adornar colocando galletas en el fondo

Para esta receta fácil de budín de galletas vas a necesitar:

700 ml de leche
200 ml de nata para montar o crema para batir
12 galletas dulces
6 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de agua caliente
1 sobre de mezcla para flan

¿Cómo se prepara?
Para hacer el caramelo echa 3 cucharadas soperas de azúcar  y 3 de agua caliente en una sartén a fuego medio y espera hasta que la mezcla se disuelva y tome un color dorado. Una vez alcanzado este punto, lo viertes sobre el molde del budín cubriendo toda la base y las paredes del mismo.

En un recipiente disuelve el contenido del sobre de flan en 250 ml de leche sin que queden grumos o sedimentos. Seguidamente, agregas 3 cucharadas de azúcar y sigues removiendo. Deja esta preparación en reserva.

En una olla viertes el resto de la leche, la nata de montar o crema para batir y las galletas troceadas. Mezcla un poco. Calienta a fuego medio hasta que comience a hervir. Cuando alcance el punto de ebullición, se agrega la mezcla de flan preparada previamente y se bate constantemente, a fuego mínimo, por al menos 3 minutos.  

Aparta la mezcla del fuego y sigue batiendo. En este punto se aconseja usar una batidora eléctrica para que las galletas queden totalmente disueltas.

Vierte la mezcla en el molde caramelizado y lo dejas reposar a temperatura ambiente. Una vez templado, lo llevas a la nevera por cinco horas y ya estará listo para servir y disfrutar.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias