Flan cremoso de naranja sin horno, sin mantequilla y sin huevo: sólo 4 ingredientes

Flan cremoso de naranja sin horno, sin mantequilla y sin huevo: sólo 4 ingredientes

Este rico flan cremoso de naranja se hace en pocos minutos. La firmeza de este postre se debe a la gelatina,  mientras que su cremosidad proviene de las leches evaporada y condensada que se baten hasta que quedan cremosas. ¡Pruébalo!  

Este flan  cremoso de naranja es una excelente opción para los que desean algo sabroso para completar sus comidas, pero que no implique pasar mucho tiempo en la cocina, ni estar pendientes del horno, con el temor de que la mezcla pueda quemarse.

Contiene gelatina, que es una excelente adición a nuestra dieta porque se compone principalmente de grenetina, la cual proviene de los cartílagos de ganado y pollo, es decir es una proteína de origen animal.  El principal aporte es el colágeno, una proteína que ayuda en la regeneración de la piel y los cartílagos.

(Foto de portada: Phạm Thành Đạt en Pexels)

Decóralo con rodajas de naranja y arándanos, o las frutas de tu preferencia / Foto de Phạm Thành Đạt en Pexels

Para elaborar este Pastel cremoso de naranja vas a necesitar:
300 g de leche evaporada
¼ de taza de leche condensada
120 g de gelatina de naranja
1 taza de agua hirviendo

*Cobertura
40 g de gelatina de naranja
½ taza de agua hirviendo
½ taza de agua fría

¿Cómo se prepara?
Pon a enfriar la lata de leche evaporada durante al menos 1 hora. Prepara un molde de aro o desmontable con láminas de acetato. Si no tienes plástico, puedes rociar con aceite en aerosol o pasa un papel impregnado con aceite por el molde. Se engrasa un poco para evitar que la mezcla se pegue del molde y así podrás desmoldarlo fácilmente.

Prepara la gelatina con el agua hirviendo. Revuelve hasta que se disuelva por completo. Deja a un lado. Mientras, bate la leche evaporada. Bate hasta que aumente su volumen, en ese momento y sin dejar de batir, agrega la leche condensada. Luego añade la gelatina poco a poco (revuelve un poco de nuevo antes de empezar a verter), siempre batiendo con las varillas eléctricas.
Cuando las leches y la gelatina estén 100% integradas, vierte en el molde y lleva al refrigerador por al menos 1 hora.

Cobertura: prepara la gelatina con la media taza de agua hirviendo. Disuelve la gelatina y luego agrega el agua fría. Coloca encima de la preparación de gelatina y leche evaporada.

Nota: si no tienes batidora, puedes batir a mano o usar la licuadora.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias