En Frío

Fácil y deliciosa cheesecake de fresas y chocolate blanco: sin horno y sin huevos

Aquí te decimos cómo hacerla para que te quede de fotografía y así puedas exhibirla con orgullo en el Instagram. Pero no sólo va a quedar divina en el post, ¡también sabe rico!

Fácil y deliciosa cheesecake de fresas y chocolate blanco: sin horno y sin huevos
Fácil y deliciosa cheesecake de fresas y chocolate blanco: sin horno y sin huevos

El sabor clásico de las cheesecake es el de fresas, además de que siempre quedan con una pinta demasiado linda. Aquí te revelamos cómo hacerla sin necesidad de hornear y sin usar huevos. ¡Ponte manos a la obra!

(Foto de portada:Foto de Comida creado por wirestock - www.freepik.es)

Decora luego de refrigerarla varias horas / Photo by Dilyara Garifullina on Unsplash

Para hacer esta cheesecake de fresas y chocolate blanco vas a necesitar:
400 g de queso crema a temperatura ambiente (el equivalente a más o menos 2 paquetes de queso crema)
390 g de leche condensada (1 lata)
½ barra de chocolate blanco troceado
7 g de gelatina sin sabor
¼  de taza de agua fría
¾ de taza de crema de leche para batir 
½  cucharada de ralladura de limón

*Corteza o base
250 g de galletas molidas
150 g de mantequilla sin sal derretida

*Decoración
Mermelada o sirope de fresa 
Fresas frescas cortadas a la mitad

¿Cómo se prepara?
1. Corteza: procesa hasta pulverizar las galletas. Hazlo en un procesador o en la licuadora. Mezcla con la mantequilla derretida. Coloca esta pasta en el fondo del molde. Compacta bien. Refrigera.

2. Relleno: bate el queso crema y la leche condensada. Luego agrega la crema para batir y la ralladura de limón. Derrite el chocolate blanco en el microondas (ponle de 30 segundos en 30 segundos, hasta que se derrita sin quemarse) y agrégalo a la mezcla.

Espolvorea la gelatina en el agua, deja que repose durante un minuto. Lleva al fuego, remueve mientras se cocina y se disuelve. Retira del fuego y deja reposar por 2 minutos. Añade la gelatina a la mezcla cremosa hasta que se integre totalmente. Cuando tengas una crema suave y uniforme, vierte sobre la corteza de galletas. Refrigera de un día para otro (es decir por al menos 6 horas).

Decora con las fresas frescas o puedes colocar  el sirope o mermelada y coloca luego las fresas frescas cortadas a la mitad. 
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias