En Frío

¡El postre más delicioso y fácil! Cremosa y esponjosa mousse de leche condensada: con 4 ingredientes

La leche condensada es uno de los ingredientes más usados en la pastelería casera porque se compone de leche y azúcar, elementos básicos para los postres. Esta mousse queda increíble precisamente con el uso de este ingrediente, y la preparas en unos 15 minutos. Más fácil y sabrosa ¡imposible!  

La leche condensada es uno de los ingredientes más usados en la pastelería casera porque se compone de leche y azúcar, elementos básicos para los postres. Esta mousse queda increíble precisamente con el uso de este ingrediente, y la preparas en unos 15 minutos. Más fácil y sabrosa ¡imposible!  

Con la gelatina le vas a dar consistencia a esta espuma que se hace sin muchas complicaciones y que sólo necesita unas 2 horas de refrigeración, pero la espera valdrá la pena.

(Foto de portada: alleksana en Pexels)

Debes refrigerar por 3 horas / Foto de Ella Olsson en Pexels

Para hacer esta mousse vas a necesitar:

180 ml de crema para batir (nata para montar)
180 g de leche condensada
4 hojas de gelatina sin sabor
3 cucharadas de leche caliente

¿Cómo se prepara?
Remoja las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría para que se hidraten durante 5 minutos. Escúrrelas y disuélvelas en la leche caliente. Mezcla con la leche condensada. Reserva.

Bate la crema hasta que quede montada. Agrega a la mezcla de leche condensada con movimientos envolventes. Distribuye en copas o vasos y refrigera por 2 horas.

Decora con frutos rojos o rodajas de cítricos.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias