Ensalada de canónigos, salmón ahumado y queso fresco.

Echa a volar tu imaginación y mezcla ingredientes y sabores en tus ensaladas

Te proponemos una serie de ingredientes y recetas en los que tal vez no hayas pensado y que te abrirán un mundo de posibilidades. ¿El truco para que cada día tomes una ensalada diferente? Ir alternando la base, las proteínas y los aliños.

Elige la base

La lechuga y el tomate nos encantan, pero la huerta nos ofrece muchas más opciones. Si queremos una base de verdura de hoja verde podemos elegir entre canónigos, berros, espinacas, rúcula, escarola… La pasta siempre es una buena alternativa. Si no puedes ingerir gluten, te interesará saber que puedes decantarte por espirales de legumbres, Échale imaginación: ¿qué te parecen unos tallarines de calabacín y zanahoria? Solo necesitas un espiralizador de verduras y, en menos de un minuto, conseguirás una ensalada original, refrescante y ligera.

La ensalada de tataki de atún dará un toque sofisticado a tu plato.

Después, la proteína

Si te apetece darle un giro a tus ensaladas, atrévete con sabores nuevos:

¿Has probado el pollo confitado? Una opción para conseguir un toque diferente. Puedes utilizar frutas para confitarlo -como la naranja o la manzana- y vinagretas de frutos secos. También puedes incorporar pescado, como el tataki de atún. Otra posibilidad es optar por el salmón, tanto braseado como marinado o ahumado.

Añade los complementos

Además del tomate cherry deshidratado, setas, champiñones o mango, te damos alguna sugerencias más:

Legumbres: pueden ser tu base pero también un 'topping' para darle un toque diferente. Puedes apostar por garbanzos, lentejas y alubias rojas o negras.

Huevo poché: si te has cansado del huevo cocido, ¿por qué no pruebas con uno poché? Su yema líquida impregnará el resto de los ingredientes y les dará untuosidad y sabor.

El aliño como toque final

Y para dar personalidad a tu ensalada, no olvides el aliño. Te proponemos que incorpores las vinagretas, como la de lima, o el hummus. Lo único que debes tener en cuenta en este último caso es que conviene que lo hagas más ligero y menos espeso. Los curries también están de moda: si los incorporas a tus ensaladas, le darás el toque exótico que necesitas.

Echa a volar tu imaginación y mezcla ingredientes y sabores. Conseguirás tus propias recetas de ensaladas más personales. ¡Hay vida más allá de la lechuga y el tomate!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias