Cremosa y fácil Cheesecake de coco y mango: sin huevo y sin horno

Cremosa y fácil Cheesecake de coco y mango: sin huevo y sin horno

Con esta receta de cheesecake vas a obtener un rico postre con sabor tropical que se elabora sin muchas complicaciones: sólo debes mezclar los ingredientes cremosos y obtendrás una espectacular crema de limón y coco coronada con una dulce pulpa de mango  

Si algo tienen las cheesecake es que son deliciosas sin discusión. ¿Por qué sin discusión? Porque la humanidad las disfruta desde hace siglos. Es un postre milenario, que se preparaba incluso en la Antigua Grecia y luego pasó a formar parte del menú en el Imperio Romano. Claro que en esas épocas era un poco distinta a la que conocemos hoy.

La receta que ha llegado a nuestros días es la del pastel de queso estilo New York, para el que se usa el queso crema Philadelphia que se produce desde finales del siglo XIX precisamente en el estado de Nueva York.

(Foto de portada: Imagen de silviarita en Pixabay)

Queda con un rico sabor tropical / Foto de Comida creado por jannoon028 - www.freepik.es

De ese pastel hay muchas versiones, en las que se simplifica tanto la corteza como el relleno. Para la corteza se usa con frecuencia las galletas trituradas. Para el relleno, el queso crema se acompaña de jugos y pulpas de fruta como limón, guanábana o moras y fresas. 

Para hacer esta Cheesecake se requiere jugo de limón, leche de coco y pulpa de mango. Para esta receta vas a necesitar:

* Relleno
200 g de queso crema
100 ml  de leche de coco
175 ml  de crema para batir
150 g de yogurt griego
90 g de azúcar
5 hojas de gelatina sin sabor
El jugo y la ralladura de 1 limón o lima

*Base o corteza
50 g de mantequilla sin sal derretida
140  g de galletas tipo María
20 g de coco rallado

*Decoración
Pulpa de mango (100 g)
Mango troceado

¿Cómo se prepara?
1. Base: tritura las galletas en la licuadora o el procesador. Derrite la mantequilla. Mezcla las galletas, la mantequilla y el coco rallado hasta obtener una pasta. Coloca esta pasta en el fondo de un molde. Refrigera.

2. Relleno: hidrata la gelatina en una taza con agua fría durante 5 minutos. Ahora, calienta, a fuego bajo, la leche de coco. Cuando esté tibia añade la gelatina escurrida y remueve hasta que se diluya. Retira del fuego y pon aparte. Bate el queso crema con el azúcar, el yogurt y el jugo y la ralladura de limón, luego agrégalos a la leche de coco.

Bate la crema e incorpórala de manera envolvente a la mezcla. Distribuye sobre la corteza de galleta y refrigera por 4 horas.

Antes de servir, decora con la pulpa de mango y algunos trozos de mango.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias