Cheesecake esponjosa de arándanos de sólo 4 ingredientes ¡sin huevo y sin horno!

Cheesecake esponjosa de arándanos de sólo 4 ingredientes ¡sin huevo y sin horno!

Las gelatinas pueden ser tus grandes aliadas, como en este caso. Con la de arándanos azules puedes obtener una tarta de queso deliciosa, suave y esponjosa, que se hace en pocos pasos porque tiene apenas 4 ingredientes  

Esta tarta de queso de arándanos es una delicia esponjosa gracias al volumen que toma con la leche evaporada batida. Es muy fácil de hacer, ya que toma consistencia con la gelatina. ¡No te la pierdas porque es un postre ligero y sabroso!

(Foto de portada: Photo by Ashley Winkler on Unsplash)

Puedes hacer cheesecakes en moldes individuales / Photo by Maddi Bazzocco on Unsplash

Para hacer esta cheesecake de arándanos vas a necesitar:
*Relleno
90 g de gelatina de arándanos 
170 ml de leche evaporada
1-2 cucharadas de azúcar (opcional)

*Base
4 cucharadas rasas de mantequilla derretida
24 galletas de chocolate

¿Cómo se prepara?
1. La base: tritura las galletas y mezcla este polvo con mantequilla derretida. Coloca en la base de un molde, previamente forrado con papel vegetal. Forra las paredes del molde con acetato para desmoldar más fácilmente esta cheesecake. Lleva el molde al refrigerador.

2. El relleno: prepara la gelatina con ¾ de taza de agua caliente (puedes agregar el azúcar si lo vas a añadir a la preparación). Remueve hasta que se disuelva. Pon aparte.
Bate durante al menos 5 minutos a velocidad alta la leche evaporada, hasta que levante. Cuando esté bien esponjosa, vierte la gelatina en forma de hilo, sin dejar de batir (antes de agregar la gelatina, remuévela bien de nuevo). Ahora coloca sobre la corteza de galletas.

Refrigera durante al menos 1 hora. Para mejores resultados deja en el refrigerador durante toda la noche.
 

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias