Cheesecake de chocolate y Oreo se prepara en 2 pasos ¡súper fácil y sin horno!

Cheesecake de chocolate y Oreo se prepara en 2 pasos ¡súper fácil y sin horno!

Nunca sientas culpa por amar el chocolate. Entre sus componentes se encuentra la anandamida, sustancia vinculada a la sensación de bienestar. Por eso te traemos esta receta fácil de cheesecake que derrocha chocolate y que rinde lo suficiente para que repitas

El chocolate no sólo sabe bien, sino que también posee propiedades que lo hacen un alimento saludable. ¿Cuáles? Por ejemplo, ayuda a bajar el estrés y reduce la presión sanguínea, los antioxidantes del chocolate oscuro retardan la aparición de los signos de envejecimiento.

Aquí te traemos una receta de cheesecake de chocolate con base de Oreo que se convertirá en una de tus favoritas.

(Foto de portada: Photo by Uliana Kopanytsia on Unsplash)

Lleva una rica cobertura de chocolate / Photo by Uliana Kopanytsia on Unsplash

Lo que necesitas:
*Base
190 g de galletas Oreo
3 cucharadas de mantequilla sin sal derretida

*Relleno
230 g de chocolate oscuro
400 g de queso crema
1 taza azúcar glass tamizada
1 cucharadita de vainilla
1 pizca de sal
1/2 taza crema para batir o nata para montar fría

*Cubierta
85 g de chocolate oscuro para postres (tableta picada)
1/3 taza crema para batir o nata para montar

Para prepararlo:
*La base: tritura las galletas (con cremita incluida) en la licuadora o procesador. Vacíalas en un recipiente para mezclarlas con la mantequilla derretida. Extiende esta pasta de manera uniforme en un molde de aro desmontable. Ponlo en el freezer por media hora.

* El relleno: derrite el chocolate y permite que se enfríe. Aparte bate el queso hasta que se ponga cremoso, añade el azúcar y la vainilla. Vierte el chocolate derretido mientras sigues batiendo. Deja que se mezclen de manera uniforme. En otro recipiente bate la crema o nata hasta que se formen picos suaves. Integra ambas mezclas de manera envolvente, de tal manera de no perder el aire de la crema batida. Coloca sobre la base de galletas. Guarda de un día para otro.

*La cobertura: calienta la crema y cuando esté a punto de hervir, retírala del fuego y viértela encima del chocolate troceado. Deja unos minutos para que se derrita el chocolate. Mezcla hasta que se integre. Viértela sobre el cheesecake. Procura distribuirlo de manera pareja sobre toda la superficie. Refrigera por una hora. 

El truco: sobre la base y antes de colocar el relleno puedes colocar frutos secos triturados: almendras y avellanas.

Karla Sofía Espinoza

Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias