En Frío

Aprende cómo preparar tu masa madre, para lograr un pan casero perfecto y saludable

Nada más delicioso que un buen pan casero con ese sabor ácido y textura aireada que sólo la masa madre puede darle. La masa madre es el fermento el fermento clásico para preparar pan de la panadería tradicional. No hay maestro panadero que no prepare sus panes con masa madre en vez de con levadura industrial. Así que si queres que tu pan casero quede cómo el de panadería prepara tu propia masa madre. Es super sencillo, solo necesitás 2 ingredientes: agua y harina. .

Nada más delicioso que un buen pan casero con ese sabor ácido y textura aireada que sólo la masa madre puede darle. La masa madre es el fermento el fermento clásico para preparar pan de la panadería tradicional. No hay maestro panadero que no prepare sus panes con masa madre en vez de con levadura industrial. Así que si queres que tu pan casero quede cómo el de panadería prepara tu propia masa madre. Es super sencillo, solo necesitás 2 ingredientes: agua y harina. .

La masa madre es el fermento más antiguo de la humanidad, con el cual se preparaba el pan en sus origenes. Su sabor suele apreciarse en los panes franceses que aún hoy siguen preparandose a base de masa madre. Su preparación es super sencilla. Se prepara con agua y harina. Sí, así de simple. La harina suele tener bacterias y levaduras naturales que son las que fermentan el pan. Por eso el proceso de establecer nuestra masa madre consiste en lograr una masa estable donde esten enriquecidas las bacterias y levaduras fermentadoras de harina.

Yo uso el método de la bolita del maestro panadero Iban Yarza. Con sólo unos simples pasos lograrás obtener tu masa madre. Lo bueno es que esta forma de preparar pan es más natural y ya no vas a necesitar comprar levadura. Con solo harina y agua podrás lograr el mejor pan casero que jamás hayas comido.

Masa madre

¿Que necesitás? 

Ingredientes masa madre

Como preparar la masa madre

  1. Mezclamos 1 cucharada de harina y unacucharada de agua. Con las manos limpias formamos una bolita, la colocamos en un frasco con tapa y dejamos reposar 48hs en un lugar cálido.
  2. A las 48hs agregamos una cucharada de harina y 1/2 de agua. Volvemos a formar una bolita y dejamos reposar dentro del frasco cerrado en un lugar calido.
  3. A las 24hs repetimos el mismo procedimiento dos veces más o hasta ver que la masa fermenta lo cual notaremos a través de las burbujas de aire que se formarán esn esta.
  4. Seguimos alimentandola hasta notar que duplica su tamaño al doble en 24hs. Ahí ya esta lista. Podemos usar para hacer pan una parte y la otra guardarla en la heladera y seguir alimentandola.

Melanie Cossetti

Bióloga de profesión. Cocinera aficionada. Especialista en marketing digital y creadora de contenidos.+ info

Más Noticias

Más Noticias