En Frío

Aprende a hacer Gazpacho andaluz: el original y más sencillo

Esta sopa de tomate es conocida por servirse fría. En principio es un plato para cuando las temperaturas suben, pero también se ha vuelto una entrada muy común en los menús de la alta cocina. Aquí te enseñamos cómo se hace el original. ¡Una receta fácil y económica!  

Esta sopa de tomate es conocida por servirse fría. En principio es un plato para cuando las temperaturas suben, pero también se ha vuelto una entrada muy común en los menús de la alta cocina. Aquí te enseñamos cómo se hace el original. ¡Una receta fácil y económica!  

Una bebida similar al gazpacho se consumía en Al Andalus, en el siglo VIII, llevaba agua, vinagre y aceite. Pero fue con los productos del Nuevo Mundo, que en Andalucía se le dio un nuevo sabor a esta bebida, ya que se le incorporaron tomates y pimientos.

La receta tradicional no lleva cebolla ni pimentón rojo

Pronto su consumo se volvió común entre los campesinos, porque los ayudaba a sobrellevar las largas jornadas de trabajo, y cuando las fábricas llegaron, entonces su popularidad se disparó entre los obreros. 

Pero fue hasta hace unos años, cuando el gazpacho salió de la mesa de los trabajadores y llegó a la alta cocina. Y con este paso llegó también la diversidad, porque hoy se hacen gazpachos de frutas como sandías.

Aquí te presentamos la receta original, la andaluza. Lo importante es que esta tradicional no lleva cebolla ni pimentón rojo. Y que lo mejor es hacerla de un día para otro, guardada en la nevera tapada con papel film, para que no se oxide.

Lo que vas a necesitar:
1 kg de tomate pera
50 ml aceite de oliva 
1 pimiento verde (sin semillas y sin venas)
1 pepino
2 dientes de ajo
50 g pan duro
250 ml de agua fría
5 g de sal
30 ml de vinagre de Jerez

¿Cómo se prepara?
Corta todos los ingredientes (hasta el pan)  y colócalos en la licuadora o batidora de vaso (mejor aún un extractor de jugos). Procésalo con los ingredientes líquidos (agua, vinagre de jerez y aceite de oliva) y luego los cuelas (presionando para obtener la mayor cantidad de jugo). 

Se refrigera por al menos 2 horas y decora con trozos tostados de pan.

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias