Efeméride

En el Día de las alitas de pollo haz que te queden perfectas

Celebra con nosotros el Día de las alitas de pollo siguiendo estos consejos que hemos preparado para que te queden perfectas. 

En el Día de las alitas de pollo haz que te queden perfectas
En el Día de las alitas de pollo haz que te queden perfectas

Levanten la mano los amantes de las alitas de pollo. Hoy celebramos el Día Internacional de las Alitas de pollo que si bien no son un plato gourmet tienen seguidores alredor del mundo. Se cree que esta celebración surgió en  en un restaurante de Nueva York, debido a un error en un pedido de entrega.

Teressa Bellissimo preparó un plato con alitas de pollo fritas, cubiertas con una salsa picante que se hizo tan popular este plato que el alcalde de la ciudad de Búffalo (Estados Unidos) declaró el 29 de julio  como Día de las Alitas de pollo y hoy queremos que amprendas unos trucos para que te queden perfectas. 

Alitas de pollo perfectas

Alitas de pollo perfectas 

1. Limón, levadura y salsa

Rociar las alitas de pollo con un poco de zumo de limón por encima antes de meterlas en el horno. De esta manera, se logra resaltar más el sabor del pollo y se consigue también que estén más crujientes.

Otro truco menos difundido es el de usar levadura en polvo tipo Royal. Al aplicar esta levadura sobre las alitas de pollo, quedan más crujientes y doradas, sin necesidad de que tengan que pasarlas por la sartén primero. También se consiguen excelentes resultados rebozándo las alitas en cereales y friéndolas a fuego fuerte en la sartén como en estas alitas de pollo rebozadas en 'cornflakes' y mostaza.

2. Maicena, levadura, sal y pimienta

Otra opción es mezclar las alitas con maicena, levadura, sal y pimienta. Las alitas de pollo se rebozan por esta mezcla, y posteriormente, debes eliminar el exceso sacudiéndolas y sólo dejar una capa muy fina en su superficie. 

3. La salsa va al final

Hay a quien le gusta preparar las alitas de pollo al horno con algún tipo de salsa. Sin embargo, si la salsa la echas al final quedarán más crujientes. Es aconsejable no aplicar una salsa al comienzo de la cocción ya que más tarde se le podrá añadir y emplear al gusto. 

4. En el horno, primero a baja temperatura

Es recomendable cocinarlas primero a fuego medio-bajo para que la carne quede más jugosa y cuando estén doradas y cocinadas en su interior subir el fuego al máximo para tostar la piel de las alitas. 

Lo primero es precalentar el horno a 220 grados centígrados (con calor arriba y abajo) antes de empezar a elaborar las alitas de pollo. Una vez que se introduzcan, bajar la temperatura a 190 grados centígrados y cocinar durante 10-12 minutos.

Pasado ese tiempo, se le dan la vuelta y se prosigue con la cocción otros 10-12 minutos. Y para terinar subir de nuevo el horno a 220 grados hasta que están completamente crujientes y doradas, pero ojo, sin quemarlas.

Marian Avila

Periodista y contadora de historias desde hace más de 20 años, fanática de la palabra y del estudio de la comunicación. Experta en ecosistemas digitales y medios, seguidora de los hechos que mueven a las personas y el mundo, amante de la cocina y del placer de un buen plato.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias