Consejos de Cocina

Tip de cocina: 6 pasos sencillos y rápidos para lavar una lechuga correctamente

Como bien sabemos, la lechuga es un alimento que posee demasiadas vitaminas y minerales, uno de los más saludables para nuestra dieta diaria. Pero también puede llegar a nuestras manos con restos de pesticidas o portar una bacteria llamada E.Coli, por eso la importancia de saber cómo lavar la lechuga.

Como bien sabemos, la lechuga es un alimento que posee demasiadas vitaminas y minerales, uno de los más saludables para nuestra dieta diaria. Pero también puede llegar a nuestras manos con restos de pesticidas o portar una bacteria llamada E.Coli, por eso la importancia de saber cómo lavar la lechuga.

Por:  Redacción MUI KITCHEN

En esta nota te explicamos paso a paso cómo lavar la lechuga: aprovecha todas sus propiedades y evita enfermedades deshaciéndote de bacterias, pesticidas y desechos que este alimento pueda portar.

Antes de empezar, es importante recordarte que nuestro lugar de trabajo, es decir, donde se desinfectará la lechuga esté completamente limpio, así como nuestras manos y utensilios a usar.

Se recomienda lavar la lechuga justo antes de consumirla, ya que si se lava y se guarda, no se conservará igual de fresca. Solo se lavarán las hojas que se consumirán, el resto se refrigerará. Ahora sí ¡manos a la obra! 

Tip de cocina: 6 pasos sencillos y rápidos para lavar una lechuga correctamente

6 pasos sencillos y rápidos para lavar una lechuga 

1. ELIMINA todas las hojas exteriores de la lechuga, principalmente las que estén oscuras, magulladas y/o secas. Separaremos las hojas que vayamos a utilizar, una a una.

2. COLOCA la lechuga en un recipiente limpio y llena con agua fría.

3. REMOJA la lechuga por cinco minutos aproximadamente.

4. AGREGA unas gotas de desinfectante para frutas y verduras, 2 a 6 gotas de cloro dependiendo la cantidad de agua, 2 cucharadas de vinagre o una cucharada de sal yodada; si no cuentas con ninguno de estos productos, asegúrate de lavarla minuciosamente.No es recomendable dejarla más tiempo ya que puede ablandarse de más.

5. ESCURRE el agua y enjuaga la lechuga hoja por hoja bajo el grifo.

6. DEJA escurrir y/o seca la lechuga sobre toallas de papel de cocina, así podrás utilizarla, ya sea en ensaladas o cualquier comida.

¡Listo, tu lechuga está lista para la comida! 

*Con información de Cocinavital.mx

Más Noticias

Más Noticias