Consejos de Cocina

Cómo hacer un café turco perfecto

Pese a que su nombre es café turco este no crece en los territorios de Turquía. El hecho de que se llame café turco está relacionado con los diferentes métodos de cocción desarrollados por los turcos y hoy queremos enseñarte a preparar uno perfecto. 

Cómo hacer un café turco perfecto
Cómo hacer un café turco perfecto

El café turco se encuentra en la lista de Patrimonio Intangible de la Humanidad creada por la Unesco. Es uno de los tipos de café más consumidos, es bastante diferente por su cocina, método de servir, estilo de bebida, es una tradición cultural, un símbolo de hospitalidad, amistad, refinamiento y esparcimiento.

El café a la turca es un elemento del patrimonio cultural en el que van unidas una serie de técnicas de preparación especiales y una rica cultura común tradicional.  

El café llegó por primera vez a Anatolia desde Yemen en el siglo XVI. Fue amado, adoptado y difundido en poco tiempo y gracias a los turcos, el mundo occidental se encontró con el café. 

El café turco es mucho más que una bebida

En su preparación los granos recién torrefactados se muelen para obtener un polvo fino que se pone en un cazo con agua fría y azúcar y esta mezcla se pone a cocer a fuego lento hasta que espumee tal como uno desea. La bebida así obtenida se sirve en tacitas acompañada con un vaso de agua. Hemos elaborado un paso a paso para que ese café turco que vas a preparar en casa te quede perfecto. 

1.Primero, debes tener el café molido: la molienda debe ser muy fina, similar a polvos de talco. 

2. Ahora estamos listos para comenzar a preparar el café. Usa una taza de esspreso para medir y vierte 3 o 4 tazas de agua fría en el cezve.  Luego se recomienda agregar 3 o 4 cucharaditas planas de azúcar, pero no mezcles.

3. Pon el cezve en la estufa. A medida que el agua se calienta, el azúcar (si la agregaste) comenzará a caramelizarse; esto hará que el café sea más dulce, más completo y más delicioso.

4. Cuando hierva el agua, retíralo de la estufa y agrega 4 cucharaditas llenas de café y mezcla muy bien.

5. Ahora vuelve a poner el café en la estufa la mezcla va a subir; tan pronto como la bebida hierva y alcance la parte superior del cezve, retírala rápidamente del fuego y déjala reposar. Una vez retirada, aprovecha esta oportunidad para remover la superficie con una cuchara pequeña, solo para deshacer las burbujas más grandes. Luego de forma inmediata, ponla nuevamente al fuego. Repite esto dos veces más.

6. Después de que hierva por tercera vez, puedes servirlo. Retira el cezve del fuego y deja reposar la bebida durante 30 segundos. Con una cucharita, retira un poco de espuma de la parte superior de la infusión y ponla en cada una de las tazas de espresso. Luego, vierte el café en cada taza hasta que esté a unos 5 mm de distancia de la parte superior. Deja que se asiente por un minuto.

Marian Avila

Periodista y contadora de historias desde hace más de 20 años, fanática de la palabra y del estudio de la comunicación. Experta en ecosistemas digitales y medios, seguidora de los hechos que mueven a las personas y el mundo, amante de la cocina y del placer de un buen plato.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias