Consejos de Cocina

¡No lo hagas más! Los 7 errores que hacen que tu cocina sea estresante 

Sin saberlo, muchos de los hábitos que hacemos con regularidad terminan siendo contraproducentes para la armonía de ciertos espacios. Hoy te contamos las cosas que debes evitar en la cocina si quieres hacer de este espacio un lugar mucho más agradable. 

Sin saberlo, muchos de los hábitos que hacemos con regularidad terminan siendo contraproducentes para la armonía de ciertos espacios. Hoy te contamos las cosas que debes evitar en la cocina si quieres hacer de este espacio un lugar mucho más agradable. 

Por:  Redacción MUI KITCHEN

Si no consigues que tu cocina sea el espacio agradable con el que siempre soñaste, es probable que estés cometiendo algunos de estos errores: 

1. La limpieza se hace mecánica y no con consciencia 

El primer punto para que tu cocina (y cualquier otra estancia de la casa) luzca una imagen impecable, que transmita orden y bienestar, es llevar a cabo una buena limpieza. Y no nos referimos solo a evitar a toda costa esas pilas de platos y vasos amontonados en el fregadero, sino también a hacer una limpieza a fondo. Limpiar el interior y el exterior de los muebles, los electrodomésticos (por dentro y por fuera), los azulejos de la pared y el suelo. Sí, sabemos que es una operación tediosa, pero con una buena organización en la limpieza de la cocina quedará impoluta en poco tiempo.

2. No se toman en cuenta los olores 

Por muy bien que huelan tus guisos, es cierto que en ocasiones, aunque cocinemos con la ventana abierta o con la campana extractora a plena potencia, no podemos evitar que el olor a bar inunde nuestra cocina (y puede que el resto de la casa). La verdad es que existen muchos trucos para evitar los malos olores en la cocina. Entre ellos, poner agua con vinagre a hervir a fuego lento y añadir unas rodajas de piel de limón o de naranja.

Las cocinas sobrecargadas dan la impresió de desorden. Foto: 123RF

3. La iluminación es deficiente

De este punto depende que tu cocina sea un espacio acogedor y funcional o no. Olvídate de limitar la iluminación a un único punto de luz general: tendrás que combinarla con luces intensas en la zona de trabajo y otras ambientales, más agradables, en el comedor. Es fundamental contar con un buen proyecto de iluminación y recuerda que las luces LED son eficientes.

4. Electrodomésticos que no combinan entre sí

Unos blancos, otros de acero, de cristal negro, con un diseño moderno, vintage… Con la mezcla de electrodomésticos de estilos y acabados diferentes es fácil romper con la armonía de tu cocina. Plantéate que tu cocina debe ser un espacio estéticamente limpio y ordenado y la uniformidad de acabados te ayudará a conseguirlo. Lo mejor es que tengas claro qué estilo y color quieres para estos aparatos y así, a la hora de renovarlos, los elegirás en sintonía con tus gustos. Otra idea: panelar los electrodomésticos (ocultarlos) para que el ambiente resulte más armónico.

La cocina es una espacio importante en la casa. Lo mejor es no cargarlo de cosas.

5. Amontonar objetos en la encimera

Mantener la encimera despejada es fundamental si quieres que tu cocina se vea ordenada. Nada de utilizarla como superficie de apoyo para dejar los paquetes de arroz, pasta, legumbres o café. Si no tienes sitio y debes tenerlos a mano, hazte con unos botes bonitos y coloca todo en ellos. Tampoco la ocupes con pequeños electrodomésticos y gadgets. Puedes incluir un mueble desayunador con enchufes y cierre de persiana, que su apertura no reste espacio a la superficie de trabajo.

6. Sobrecargar los estantes que quedan a la vista

Aprovechar el potencial de almacenaje de las paredes con baldas está muy bien, pero eso sí, siempre que se mantenga el orden. Si acumulas paquetes de comida de distintos tamaños y colores, tarros de cristal o menaje de cocina, los estantes se verán llenos y desordenados. Lo ideal es colocar en cada estante sólo una fila de productos y, si es posible, que todo lo que coloques pertenezca a una misma gama de tonalidades.

7. El caos se apodera de cajones y gavetas

Otro "detallito" estresante es que los cubiertos y demás utensilios de cocina se muevan y se golpeen unos con otros cada vez que abras o cierres el cajón. La solución: dividir el interior en compartimentos. Esta misma idea la puedes aplicar en gaveteros o módulos extraíbles, donde las separaciones se hacen con topes.

*Con información de El Mueble

Más Noticias

Más Noticias