Consejos de Cocina

Los tips para saber si el pescado está realmente fresco

Si eres amante del pescado, pero siempre te asalta la duda al querer saber si la especie que vas a consumir está realmente fresca, debes conocer estos sencillos tips que te ayudarán a diferenciar un producto en buen estado de uno que no lo esté.

Si eres amante del pescado, pero siempre te asalta la duda al querer saber si la especie que vas a consumir está realmente fresca, debes conocer estos sencillos tips que te ayudarán a diferenciar un producto en buen estado de uno que no lo esté.

Por:  Redacción MUI KITCHEN

Entre los alimentos más peligrosos a la hora de consumir en mal estado, se encuentra el pescado. Es por ello que resulta muy importante tener algunas herramientas a la mano para identificar cuándo una pieza está en buen estado y cuándo no, a fin de evitar consecuencias indeseables.

El brillo y claridad en los ojos del pescado, son claves para saber si está fresco o no.

Lo primero en lo que debemos reparar, es en el color de los ojos del pescado. Los mismos deben tener una apariencia viva y deben tener brillo, de manera que se vea muy bien el ojo del ejemplar. Si lo notas un poco turbio o blancuzco, el pescado ya no está fresco.

Otro de los aspectos que debemos revisar, es el color de las agallas o branquias del pescado. Si estas son de color rojizo o rosado intenso, quiere decir que el pescado está fresco y en buen estado. En caso de que notes que el aspecto de las agallas va palideciendo o se hace menos intenso su color, descártalo.

Revisa cómo es la textura del pescado que vas a consumir. La carne debe ser tersa, debe estar firme y verse brillante. Además, debe ser gelatinosa al tacto, de forma que pueda ser hasta escurridiza a la hora de apretarla. Si no cumple con alguna de estas condiciones, no está fresco.

Las branquias de un pescado fresco deben estar de este color.

Por último, y no menos importante, debes percibir el olor a mar en el pescado. Este olor característico queda impregnado en la piel del animal hasta un par de días después de ser sacado del agua. En caso de que no huela a mar o que su olor sea extraño o neutro, descarta la pieza.

Más Noticias

Más Noticias