Consejos de Cocina

Los errores más frecuentes al hacer pan casero

El pan es un clásico de cualquier comida del día, pero sin dudas, no hay nada mejor que hornearlo bien casero en las primeras horas de la mañana. Para que obtengas un resultado exquisito y esponjoso, te enumeramos algunos de los errores más comunes en la elaboración y la cocción.

Los errores más frecuentes al hacer pan casero
Por:  Redacción MUI KITCHEN

Nada mejor que preparar pan casero para untar con manteca y mermelada durante el desayuno. Lamentablemente, muchas veces no logramos el resultado deseado, menos entendemos qué paso.

Por ello, y para conocer mejor la receta y entender los posibles errores que podemos cometer, a continuación te damos algunos de los problemás más comunes a la hora de hacer pan casero. Y por supuesto, sus soluciones.

1. Harina inadecuada

Según los expertos, una buena harina es el secreto de un buen pan. Por ello es primordial elegir la correcta para el tipo de pan que querramos preparar, ya sea de trigo, centeno, integral o blanca, entre otras.

También es importante fijarte en la cantidad de proteína que tiene la harina. Si es poca, obtendrás panes más bajitos, y que tenderán a deshacerse.

2. No tamizar la harina

Uno de los principales beneficios de tamizar, es eliminar partículas o bolitas generadas por la humedad. De este modo, evitarás que queden grumos en la masa, lo cual, además, ayudará a darle una textura más esponjosa y ligera a la masa.

3. No usar el orden correcto en la preparación

Para conseguir un delicioso pan casero, es recomendable seguir una pauta. Por ejemplo, primero mezclando los ingredientes sólidos y después añadiendo los líquidos. Cuando todo esté bien integrado, se agrega la levadura desmenuzada para que empiece a actuar.

No es bueno para nada ir tirando agua poco a poco; sino destrozarás la mezcla, evitarás que quede homogénea y se endurecerá o reblandecerá. En cuanto a las masas con grasa, ésta se incorpora al final, para no impedir la formación inicial del gluten.

4. Apresurarte en el tiempo de espera de la masa

Los profesionales panaderos aconsejan amasar con firmeza, pero sin exagerar, durante 2 o 3 minutos. También dejarla reposar por unos 10 más, para que se haga la autolisis, es decir, un autoamasado que segmenta las cadenas de gluten.

Luego se agrega un periodo de reposo hasta que doble su volumen, de una hora aproximadamente, siempre bien tapado y a temperatura ambiente (para que no se seque). Allí ocurre la necesaria fermentación.

Cuando se complete ese periodo, llega el momento de cortar la masa en varias partes, dependiendo de los panes que quieras conseguir. Nuevamente, se dejan en reposo.

5. Usar un horno "frío"

Otro de los errores más comunes, es meter los panes cuando el horno todavía no tiene en la temperatura adecuada. Procura precalentarlo para un buen resultado.

6. No dejar enfriar el pan

Cuando el pan esté listo, déjalo enfriar en un lugar sin corriente de aire y sobre todo, que no sea plano. Si lo colocas encima del horno, solo generará húmedad y podrás encontrar agua en la parte de abajo.

Recordemos, por último, que el pan normal se puede guardar dos o tres días sin problema en el refrigerador o a temperatura ambiente, siempre y cuando se conserve al interior de una bolsa de papel o tapado con un paño de cocina.

Fuente: biobiochile

El origen del pan se remonta, según varios estudios, al hombre prehistórico. Fuente: Que Vuelen Alto Los Dados

Curiosidades del pan casero

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias