Consejos de Cocina

Los 5 pasos para lograr limpiar la cocina y dejarla impecable en menos de una hora

El orden y el método son la clave para durar el menor tiempo posible cuando se trata de labores de limpieza. Aqui te damos el paso a paso para que limpiar toda tu cocina te lleve menos de una hora. 

El orden y el método son la clave para durar el menor tiempo posible cuando se trata de labores de limpieza. Aqui te damos el paso a paso para que limpiar toda tu cocina te lleve menos de una hora. 

Por:  Redacción MUI KITCHEN

Para muchas familias, la cocina es el corazón del hogar. Por eso, tener la cocina limpia es el primer paso para vivir en un hogar acogedor, agradable y organizado. De hecho, aunque no puedas mantener tu casa siempre impecable, limpiar la cocina contribuye en gran medida a que sientas que tu hogar está limpio y visualmente ordenado.

Sin embargo, de todas las habitaciones, la cocina es la que también necesita más atención. Para ahorrar el mayor tiempo posible en su limpieza, sigue un orden lógico para que, en tan solo una hora, pase de sucia a reluciente. ¡Te contamos cómo hacerlo gracias a los consejos de limpiezasexpress.com, Interdomicilio Madrid y Vilmar limpiezas y servicios!

Tu cocina, reluciente en 1 hora...

Para que la limpieza de la cocina no te lleve más de una hora, basta con planificar el orden de las tareas, preparar los productos que vayas a usar y aprovechar los tiempos de actuación de los productos (lee la etiqueta para saber cuáles aconsejan los fabricantes) para limpiar otras superficies. ¡Sigue este plan perfecto y limpia toda la cocina en una hora!

Los 5 pasos para lograr limpiar la cocina y dejarla impecable en menos de una hora. Foto: El Mueble. 

1. El horno y la campana: 10 minutos

El horno y la campana son los electrodomésticos que más grasa acumulan, así que conviene limpiarlos los primeros. Empieza por limpiar el horno: aplica un producto antigrasa; mientras actúa (3-4 min), mete en el microondas un cuenco con agua y limón (3 min), lava el plato y pasa una bayeta o una esponja con agua y amoniaco a la campana sin mojar el motor (si las rejillas están muy sucias, quítalas y aplica el mismo producto que al horno).

Luego, seca la campana y el microondas y pasa una bayeta húmeda al horno y a las rejillas, si las quitaste. Después, seca bien.

2. Sigue por el frente superior: 15 minutos

Limpia siempre de arriba abajo, para que no caigan chorretones y no tengas que volver a limpiar. Pero antes aplica el limpiador de vitrocerámica, para que vaya actuando. Si la placa es de gas, rocíala con un poco de desengrasante y deja unos 5 minutos los quemadores en un barreño con agua y unas gotas de amoniaco.

A los azulejos (empieza por los del frente de cocción): pásales una bayeta humedecida en agua y amoniaco y seca luego con un paño. Haz igual con los armarios altos, la zona superior de la nevera y los perfiles de la ventana. Los cristales, límpialos con un paño humedecido en agua y alcohol (unas gotas) y seca con otro que no suelte pelusa.

3. Placa y encimera: 10 minutos

Primero, limpia la placa: retira con una bayeta húmeda el producto para la vitrocerámica (si hace falta, pasa la rasqueta) o el desengrasante y seca luego con otra bayeta. A la encimera, pásale una bayeta húmeda con detergente neutro (nunca abrasivo) y sécala con un paño.

4. Zona inferior y cubo de basura: 10 min

Primero, llena el cubo de basura con agua templada y echa unas gotas de lejía para desinfectarlo. Mientras, pasa a los muebles bajos y a la parte inferior de la nevera una bayeta humedecida en agua y amoniaco y sécalos. Friega después el cubo de basura con detergente y deja que se seque al aire.

5. Fregadero y suelo: 15 min

Después de lavar las bayetas, limpia el fregadero y el grifo con una esponja (evita el estropajo: puede arañarlos) y un poco de detergente neutro y sécalos. Aspira el suelo (si ha caído agua, recógela antes) y friega con agua templada y amoniaco (basta echar 2 tapones en el cubo).

Y con estos trucos... ¡ganarás tiempo!

Prepara varias bayetas y 2 cubos de agua con 2-3 tapones de amoniaco: uno para humedecer las bayetas y otro para dejarlas según las uses. Así, te ahorrarás lavarlas según limpias: mejor todas al final.

Protege el frente de cocción con una trasera (en Ikea, desde 12,99 €) para evitar que la grasa se meta en las juntas de los azulejos, y la placa, con una lámina (en Venca, 9,99 €), así no se manchará mientras preparas la comida. Y pon papel de cocina debajo del aceite, las vinagreras...

Pasa a la campana una bayeta húmeda con unas gotas de amoniaco siempre después de cocinar y no acumulará tanta grasa.

*Con información de El Mueble

Más Noticias

Más Noticias