Consejos de Cocina

Cómo se corta un pollo en piezas de manera fácil

En ocasiones no consigues un pollo cortado o simplemente es más barato comprarlo entero, entonces ¿cómo hacer para cortarlo en piezas?  

Cómo se corta un pollo en piezas de manera fácil

Primero que nada debes comprar el pollo limpio, para que sea más fácil el despiezado, esto es que le hayan removido toda la piel que aún conserva parte de las plumas y que se le hayan eliminado las vísceras. Si no, usa un soplete o encendedor para quemar los restos de pluma. También usa un cuchillo muy afilado para hacer cortes rápidos y precisos.

(Foto principal: Foto de Comida creado por azerbaijan_stockers - www.freepik.es)

Podrás sacar las pechugas enteras sin hueso / Foto de Comida creado por jcomp - www.freepik.es

Paso a paso para trocear un pollo

1. En la tabla de cortar, pon el pollo con la pechuga hacia abajo: primero corta las alas. Eso lo haces halando el ala hacia afuera y pasando el cuchillo por la unión del ala con el cuerpo. Si eres derecho, halas el ala izquierda con la mano izquierda y luego de cortarla, rota el pollo para que la otra ala te quede del lado izquierdo. 

2. Ahora voltea el pollo y que te quede con la pechuga hacia arriba: corta la piel que une los muslos con el cuerpo. Aprovecha de cortar la piel y la grasa de la parte baja del abdomen. Entonces toma el pollo con las dos manos de manera vertical con los muslos hacia arriba y con una mano halas los muslos hacia abajo para quebrar el hueso que aún los une con el cuerpo. Vuelve a colocarlos en la tabla y cortas la piel y carne para separar los muslos. Ahora separa los muslos cortando el hueso central que aún los une y que es el espinazo. Sólo resta que dividas cada pata en muslo y contramuslo (o cuadriles) pasando el cuchillo por las articulaciones.

3. Lo que queda es cortar a la mitad la pechuga y eliminar los pellejos. Pero, si quieres usar una pechuga deshuesada, entonces elimina la piel y haces una incisión a cada lado del esternón (que es el hueso del pecho) del pollo. Y luego vas como raspando, con el filo del cuchillo, entre el hueso y la carne y así vas separando la pechuga. Haz lo mismo del otro lado del esternón y al final tendrás las dos pechugas completas.
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias