Consejos de Cocina

Cómo preparar quinoa de forma correcta para que quede deliciosa

La quinoa es una semilla con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso, la llamamos también pseudocereal. Si bien se prepara como un cereal, es decir, se cuece, es importante que no se pase, aprende a hacerlo de la forma correcta. 

Cómo preparar quinoa de forma correcta para que quede deliciosa
Cómo preparar quinoa de forma correcta para que quede deliciosa

Cocinar de forma correcta la quinoa tiene su técnica, al aprenderla evitarás que te quede pastosa o insipida y así podrás sumar este superalimento a tu dieta diaria. Además de muy deliciosa posee beneficios que la convierten en un pseudocereal recomendado por nutricionistas. 

Probablemente has intentado preparar la quinoa pero al no obtener el resultado que esperas la descartas, esto es un error porque te estás perdiendo de un alimento que te puede servir como guarnición, relleno, en ensaladas y muchas tantas preparaciones que terminarán por cautivarte. 

Una quinoa realmente deliciosa tiene que presentar el grano ligeramente suelto, esponjoso y que presente una suave resistencia al morder.

Prepara la quinoa de forma correcta

Cómo cocinar la quinoa 

1. Lavar

Hoy en día casi toda la quinoa se comercializa ya lavada, sin embargo, es preferible que la laves previo a cocinarla. Los granos están cubiertos de saponina, una sustancia natural que ingerida en grandes cantidades podría ser tóxica. 

2. Tuesta la quinoa cruda antes de cocerla

Lo ideal es usar una cazuela o sartén de fondo grueso, que transmita bien el calor, a fuego fuerte. Podemos usar un poco de aceite para evitar que se pegue y para enriquecerla aún más, pero queda muy bien tostándola sola.

3. Cocina con tapa a fuego bajo

La cocción de la quinoa es sencilla, muy similar a la del arroz. Se utilizan dos partes de agua (algunos productores recomiendan hasta tres partes) por cada una de quinoa.

Debemos poner a calentar el agua con sal. Una vez el agua rompe a hervir, añadimos la quinoa. Dejamos cocer unos 15 minutos, a fuego medio, en una olla tapada, siempre vigilando nuestras semillas. Sabemos que la quinoa ha alcanzado su cocción óptima cuando las semillas duplican su volumen original y se vuelven transparentes.

Para que la quinoa quede realmente sabrosa tiene que presentar el grano ligeramente suelto, esponjoso y resistente, lejos de una pasta blanda.

4. Secar y reposar

Una vez hervida, la quinoa retiene mucha agua, por lo que debemos escurrirla con un colador fino.
Después es aconsejable devolverla al recipiente en el que la hemos cocinado, todavía caliente, tapar y dejar reposar durante unos minutos. También es recomendable airear con un tenedor para separar las semillas.

Marian Avila

Periodista y contadora de historias desde hace más de 20 años, fanática de la palabra y del estudio de la comunicación. Experta en ecosistemas digitales y medios, seguidora de los hechos que mueven a las personas y el mundo, amante de la cocina y del placer de un buen plato.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias