Consejos de Cocina

Cómo hacer chile secos caseros ¡perfectos para cocinar!

Cuando los deshidratas, los chiles proporcionan matices ahumados, cítricos y hasta dulces a tus preparaciones, en vez de sólo picor. ¡Aprende a deshidratarlos en casa!  

Cuando los deshidratas, los chiles proporcionan matices ahumados, cítricos y hasta dulces a tus preparaciones, en vez de sólo picor. ¡Aprende a deshidratarlos en casa!  

Para deshidratar chiles puedes usar la variedad que prefieras, siempre y cuando estén maduros, pero firmes y sin imperfecciones o irregularidades en la superficie. Algo que debes tomar en cuenta es que de los dos métodos que te mostramos, el primero es el más indicado para chiles más carnosos, ya que así no corres el riesgo de que se dañen mientras esperas que se sequen.

(Foto principal: Photo by Tijana Drndarski on Unsplash)

Corta los chiles a la mitad y de manera longitudinal / Photo by Mockup Graphics on Unsplash

Otra ventaja de secarlos es que así puedes conservarlos por más tiempo y piensa que es muy sencillo rehidratar los chiles: sólo tienes que sumergirlos en un poco de agua caliente.

Antes de deshidratarlos considera también la posibilidad de asar y pelar los chiles, ya que es otra manera de agregarlos a tus preparaciones.

Paso a paso para hacer chiles secos caseros

1. Método en el horno

1. Enciende el horno a 80º C (175º F). 

2.Lava bien los chiles. Córtalos a la mitad a lo largo, sin eliminar tallos ni semillas.

3. Distribúyelos en una bandeja para hornear, poniéndolos con la parte cortada hacia abajo.

4. Déjalos en el horno entre 6 y 8 horas (si son chiles delgados y pequeños). Si son más grandes y carnosos déjalos entre 8 y 10 horas.

5. Cuando enfríen, guarda los chiles en un frasco vidrio.

2. Método al sol

1. Corta los chiles a la mitad y longitudinalmente. Corta el tallo y elimina un poco de las semillas. 

2. Distribuye los chiles en una bandeja para hornear o de las desechables de aluminio. Ponlos con la parte cortada hacia abajo.

3. Pon la bandeja al sol por 8 horas diarias. Luego de 4 horas voltea los chiles. Al llegar la noche tapa con un paño y vuelve a poner la bandeja al sol apenas amanezca.

4. Debes repetir esta operación por al menos 4 días o hasta que al tocar los chiles, estos se rompan.

5. Guárdalos en un frasco de vidrio con tapa hermética o de rosca (revisa aquí las indicaciones para esterilizar frascos)
 

Karla Sofía Espinoza

Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en gastronomía. Enóloga de alma y enamorada de los postres. Mi súperpoder es preparar todo tipo de mousse y mi debilidad son las galletas. Mi lema es: nunca es demasiado chocolate+ info

Más Noticias

Más Noticias