Consejos de Cocina

Cinco ideas geniales para integrar el microondas en la cocina, sobre todo si es pequeña

La distribución del mobiliario te dará la primera pista para dar con su lugar ideal. La segunda seguro que la encuentras en este artículo, en el que repasamos algunos de los sitios más habituales en los que colocamos el microondas  

La distribución del mobiliario te dará la primera pista para dar con su lugar ideal. La segunda seguro que la encuentras en este artículo, en el que repasamos algunos de los sitios más habituales en los que colocamos el microondas  

Por:  Redacción MUI KITCHEN

En las cocinas modernas, el horno microondas juega un papel muy importante, aún así, esto no significa que su ubicación dentro del espacio no genere a veces ciertas complicaciones. En esta nota te brindamos cinco ideas para que puedas ubicar este artefacto aprovechando al máximo las dimesiones de tu cocina. 

1. Con el horno en columna

Una de las cuestiones a resolver a la hora de diseñar una nueva cocina es dónde colocar el horno y el microondas. Lo más habitual es que estos dos electrodomésticos se instalen uno cerca del otro y, en la mayoría de los casos, se opta por colocarlos en un módulo columna para disfrutar de una zona concentrada de cocción.

Una de las principales ventajas que ofrece la disposición del horno y el microondas en un mueble columna es que liberarás espacio en la encimera para trabajar cómodamente. Procura ubicar este módulo bien cerca de la zona de trabajo o bien próximo al comedor de diario. Con esta ubicación, también ganarás espacio de almacenaje y sensación de orden y equilibrio, especialmente si el acabado de los electrodomésticos encaja con el estilo de la decoración. 

2. Entre zonas de almacenaje

Cuando el horno está instalado debajo de la placa de cocción, es posible destinar el módulo columna para colocar el microondas con armarios por encima y cajones por debajo. Procura que quede a una altura cómoda, a unos 90 cm del suelo, para que puedas visualizar el interior y manipular los alimentos.

3. En un mueble abierto

Integrar una estantería en la cocina es una solución perfecta para multiplicar la capacidad de almacenaje y siempre puedes destinar uno de sus estantes para colocar el microondas.  

4. Dentro del mueble desayunador

Las últimas tendencias en el diseño de cocinas apuestan por reservar un espacio de la estancia para crear un rincón de desayunos: ubicar un mueble con baldas y estantes donde guardar y concentrar todo lo necesario para empezar bien las mañanas. Desde tazas, cucharillas y cuchillos hasta la tostadora, los cereales, las galletas y, cómo no, la cafetera, tetera y un microondas para calentar la leche. Lo suyo es que las puertas de este armario sean de apertura escamoteable, es decir, que cuando estén abiertas, queden ocultas en el mueble.

5. Horno y microondas en horizontal

También te resultará muy cómodo disponer horno y microondas a la misma altura. No solo es tendencia, sino que, además, en el mismo frente podrás incluir otros electrodomésticos como un calienta platos donde mantener la comida caliente antes de servirla, o una cafetera integrable. 

*Con información de El Mueble. 

Más Noticias

Más Noticias